En diálogo con los medios, en la previa del cotejo ante los cordobeses, el mendocino comenzó diciendo: “Nosotros siempre, en la mayoría de los partidos fuimos superiores a los rivales, en muy pocos partidos nos fuimos con la sensación donde no merecimos mucho. Pero a ningún partido del campeonato lo ganamos por suerte, sino que fuimos superiores al rival. Todos los puntos que tenemos los merecimos, se sumó jugando muy bien en muchos partidos”.

“La semana de trabajos está para corregir errores y en esta previa a Talleres entrenamos muy bien, y si Dios quiere esperemos que en este partido podamos revetir el momento orque tenemos mucha confianza en el equipo”, agregó en otra parte de la charla.

Mientras que luego, destacó: “Nos sentimos bien, sabemos lo que somos como equipo, tenemos confianza en todos los jugadores. A la mayoría de los partidos los jugamos bien, pero tenemos que pulir algunos errores, somos todos muy autocríticos, donde hubo partidos donde jugamos muy bien y en otros no y lo sufrimos. Esperemos poder ganar ahora contra Talleres”.

En cuanto al partido ante la “T”, opinó: “Seguramente será un partido de ida y vuelta, tienen muy buenos jugadores, hicieron una gran campaña. Nos conocemos y esperemos que podamos aplicar nuestro juego, nosotros somos punzantes, atacamos bien y creo que se dará un partido de ida y vuelta”.

“En la semana tratamos de corregir errores, desde lo anímico estamos espectacularmente bien, nunca tenemos un problema entre nosotros, hay un gran clima de trabajo, y tenemos mucha confianza de que lo podemos ganar al encuentro ante Talleres”, manifestó el mendocino.

También se refirió a los resultados que le hacen falta y de lo poco que significa el punto, y afirmó: “Nunca el empate te sirve, siempre planteamos los partidos para ganarlos, nunca planteamos un partido para empatar. Nunca vamos a la carga con cinco delanteros, somos un equipo con las líneas juntas, pero nunca a lo loco. Siempre jugamos de la misma forma y por eso sumamos bastantes puntos”.

Cuando se le pregunta por lo que más lamenta en estas fechas, dijo: “No queda otra que agachar la cabeza y darle para adelante. No todos los partidos podés jugar perfecto, tenemos que intentar cometer la menor cantidad de errores posibles y tenemos que atacar para tratar de quedarnos con el partido”.

Y sobre la pelea a las copas, tiró: “Esto es lo lindo, fue una temporada muy buena, quedan tres partidos durísimos pero son lindos para jugarlos. Nos gusta estar en esta posición de poder ingresar a una copa y saber que pudimos sumar puntos para salir de abajo”.

Escucha a Yeimar Gómez Andrade