Para la Coalición, Germán Garavano debe ir a juicio político.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, remarcó este sábado que el Gobierno no tiene “ningún interés” en salvar al empresario Cristóbal López pero sí remarcó que desde el Ejecutivo tienen una “mirada atenta” a la situación de los trabajadores de algunas empresas.

Leer más: Cámara Federal liberó a Cristóbal López y alivió su frente judicial

“No hay ningún interés (en salvar a López). Lo puedo ratificar. Alguna vez se ha mencionado esto, incluso me ha contactado un abogado y lo hemos rechazado claramente. Esto es un tema que debe resolver la Justicia. El Gobierno no tiene involucramiento en esto, aunque sí una mirada atenta por la situación eventual de los trabajadores de algunas de las empresas, pero después no hay ningún miramiento de ningún tipo”, indicó el funcionario en declaraciones al periodista Marcelo Bonelli en su programa Sábado Tempranísimo, emitido por Radio Mitre.

Acerca de las declaraciones de la diputada Elisa Carrió, quien tras la liberación de López denunció un “acuerdo de impunidad” y manifestó que ahora entendía “ciertas cosas que pasan en la AFIP”, el titular de la cartera de Justicia coincidió en la cuestión de la impunidad, pero defendió el accionar del Gobierno respecto de la AFIP.

“Creemos que (los dichos de Carrió) van en la dirección correcta y estarán seguramente en los planteamientos de la AFIP en relación a este caso y a la revisión de esta decisión (de liberar a López). Son cosas que generan hacia la gente un mensaje equivocado sobre los niveles de impunidad que existen en nuestro país. Es una decisión que no ayuda a la justicia”, explicó.

Garavano opinó que la liberación del empresario es una “tomadura de pelo a la gente” que “se rompe el alma trabajando” y pagando sus impuestos.

López está acusado de no abonar el Impuesto a la Transferencia de Combustibles por $ 8.000 millones. La Cámara Federal que votó su liberación también tomó la decisión de cambiar la carátula de la causa de “fraude” a “evasión”, un delito de menor gravedad.

En otro contexto, el ministro defendió el accionar de Alberto Abad, titular de la AFIP hasta fines de marzo “Todavía está en funciones y ha sido una de las personas que ha empujado desde la parte institucional este proceso. El sigue hasta fin de mes y ha garantizado el trabajo serio e independencia de la AFIP. Hay que redoblar los controles internos y estar atentos a que no sucedan cosas extrañas”, señaló.

“Con respecto a la situación de los jueces, si alguien tiene algún elemento sería bueno que lo aporte al Consejo de la Magistratura, que es órgano encargado de remover a los jueces que no cumplen con su tarea, como sucedió en su momento con el juez (federal Eduardo) Freiler, que justamente es un juez de esa misma Sala que fue removido por no poder justificar su patrimonio”, concluyó el funcionario al ser consultado sobre las denuncias contra los jueces Eduardo Farah y Jorge Ballestero, quienes definieron la liberación de López.