“El hecho artístico necesita de personas como Roberto Schneider”

''

 Fue esta mañana en el recinto del Concejo, donde se hicieron presentes autoridades, referentes de la cultura local, periodistas, familiares y amigos.

“Este es un acto amoroso” dijo Roberto Schneider después de recibir esta mañana la declaración que le otorgó el Concejo Municipal como “Santafesino Iustre”. Así lo definió, echando mano a su oficio para encontrar las palabras exactas y describir lo que ocurría en el recinto del Concejo, donde recibió la distinción acompañado por autoridades, periodistas, artistas, familiares y amigos.
El intendente José Corral encabezó el acto junto al presidente del Concejo Municipal, Sebastián Pignata, y el concejal Carlos Suárez, impulsor de la iniciativa, que encontró eco en todo el cuerpo legislativo y fue aprobada por unanimidad.
También estuvieron presentes la secretaria de Cultura del Gobierno de la Ciudad, Patricia Pieragostini; el subsecretario de Programación Cultural, Eduardo Bavorovsky; el secretario de Cultura de la Universidad Nacional del Litoral, Luis Novara; el integrante de la Academia Nacional de Bellas Artes, Jorge Taverna Irigoyen; los periodistas Alberto Catena de diario La Nación, Miguel Passarini de El Ciudadano, y Julio Cejas de Rosario 12, concejales y vecinos, entre otros.

Una mirada necesaria
“Este reconocimiento es extraordinario porque no es frecuente que una ciudad distinga a un crítico teatral”, sostuvo José Corral en la apertura del acto, “pero en Santa Fe esto ocurre porque tiene que ver con el arte que se produce y circula, no solo en el teatro sino en el cine, la música y las diferentes manifestaciones artísticas”, agregó. Siguiendo ese argumento, destacó que desde hace décadas el arte santafesino se vive intensamente “gracias a quienes nos permiten construir públicos”, entre los que destacó a Schneider, a partir de su labor como periodista en diario El Litoral, en radio y televisión: “su mirada crítica es valiosa porque nos ayuda a reconocer en el hecho artístico cosas que a veces no vemos”.
Asimismo, remarcó la vigencia de los Premios Máscara “una ocurrencia de Roberto, que después la ciudad hizo propia y que este año cumplen 25 años”. Luego de destacar la iniciativa del concejal Carlos Suárez y su aprobación unánime, el intendente sostuvo que “la ciudad está muy agradecida con Roberto, y por eso este reconocimiento es además de oportuno, muy justo y merecido”.
“En nombre de la ciudad esperamos poder seguir haciendo cosas juntos porque en la cultura, el Estado puede promover, acompañar, pero en definitiva el hecho artístico es realizado por hombres y mujeres, que requieren de personas como Roberto Schneider que nos ayudan a potenciarlo, a darle volumen, comprenderlo y disfrutarlo”, concluyó José Corral, antes de entregarle como obsequio una pieza del Taller de Cerámica Artesanal de La Guardia.

Celebrar el arte
Después de escuchar las palabras de los ediles Suárez y Pignata, Schneider agradeció en primer lugar a los integrantes del Concejo porque “esta distinción me honra mucho. En este mismo lugar se sancionó la ordenanza que legitima todavía la entrega de una locura que tuve, que son los Premios Máscara”.
“Lo más lindo que tiene esta declaración es el nombre porque yo amo apasionadamente esta ciudad y ver este recinto colmado de gente transforma este acto en un hecho profundamente democrático e inclusivo, demuestra que el arte no tiene fronteras y que las sociedades fuertes no tienen que censurar el arte sino que tienen que celebrarlo, como lo hace esta ciudad”, remarcó luego.
En su ineludible referencia al teatro santafesino y al ejercicio de la crítica teatral, Schneider señaló que “nada iguala a la expectativa cuando se apaga la luz de la sala, qué nuevo mundo me propondrá explorar, qué parte desconocida o temida de mí mismo será develada en el escenario o debajo. Nada iguala la frustración que siento cuando salgo de la sala como cuando había entrado. Soy conciente de mi responsabilidad con los lectores, me empeño en transmitirles mis impresiones con el lenguaje más claro, más bello y expresivo”.
“Amo a los actores, amo a las actrices, a la gente de teatro, porque dejan el cuerpo y el alma en cada una de las propuestas. Al teatro le debo una de las mayores exaltaciones que he conocido cuando el dios se revela, cuando el actor o la actriz se convierten ellos mismos en poesía”, sostuvo luego, aludiendo a una pasión y un compromiso que se extiende a todas las expresiones artísticas de la ciudad. En el final de su discurso, agradeció el sostén y acompañamiento siempre presente de sus afectos, los nombró uno a uno y concluyó: “estoy orgulloso de ser quien soy”.

Trayectorias de una misma pasión
Nacido en barrio Roma, Roberto Schneider es crítico teatral, periodista cultural y docente. Se desempeñó durante 35 años como periodista y posteriormente prosecretario de Redacción de Diario El Litoral y conduce los programas “La Cuarta Pared” en el canal C y D, y “La fila 10” en Radio LT10.
Es Profesor de Letras egresado de la Universidad Nacional del Litoral (UNL). Fue coautor junto a Elsa Ghío de la Historia del Teatro Santafesino para la “Nueva Enciclopedia de Santa Fe”; autor junto a Verónica Bucci del “II Inventario del teatro independiente de Santa Fe”, y compilador junto a Jorge Ricci del volumen “Antología del teatro actual santafesino” sobre dramaturgos locales, editados por la Universidad Nacional del Litoral. A estos logros se suman los prólogos de diversos libros sobre la actividad escénica santafesina y la elaboración de artículos en revistas especializadas.
Dentro de su trayectoria figuran también la presidencia del Círculo de Críticos de las Artes Escénicas de la Argentina (Critea) del cual es actualmente vicepresidente, la titularidad de la Cátedra Proyecto de Investigación Teatral en la Escuela Provincial de Teatro de Santa Fe, la coordinación del Centro de Documentación Teatral del Ministerio de Innovación y Cultura de la Provincia; y la creación del Premio Máscara, que otorga la Municipalidad de Santa Fe desde 1992.
Fue además una de las personas que se movilizó -y moviliza- para posibilitar la concreción del Argentino de Artes Escénicas, organizado por la UNL. Realizó a su vez numerosos cursos de historia del arte, historia del teatro y literatura, dictó conferencias sobre la especificidad en el campo teatral, talleres y seminarios de crítica teatral. Es también integrante del Consejo Asesor de la UNL.