Una app para padres modernos

''

“Desde tu celular hoy podés conseguir comida por delivery, pedir un taxi e, incluso, encontrar a tu futura pareja pero, ¿qué hay de encontrar niñeras? El método sigue siendo el mismo que hace años: pedirles recomendaciones a tus amigos y cruzar los dedos para que ellos no la necesiten ese mismo día”, comenta a Entremujeres Tesi de Sante, co-fundadora de Alba, una aplicación que conecta a padres con babysitters “universitarias” verificadas y con un sistema de recomendaciones y puntuación al estilo Airbnb. Llegó a nuestro país a fines de 2015 y ya acumula más de mil padres y niñeras registrados.

Tesi es una emprendedora chilena y fue niñera durante su época universitaria. “Es un trabajo súper flexible que permite complementarlo con los estudios y es bien pagado. El problema era que costaba encontrar estos trabajos: las babysitters no se pasan los datos de trabajo por temor a que no las vuelvan a contratar a ellas. Después viví este problema cuando fui mamá: cuando mi babysitter me fallaba, le preguntaba si tenía alguna amiga que me pudiese recomendar y la respuesta siempre era que no”, cuenta a Entremujeres esta mamá de dos nenas.

Doble jornada

“Siempre creí que iba a tener ayuda infinita con el cuidado de mis hijos, pero no fue así. Todas las mujeres madres necesitamos ayuda y en Latinoamérica es cada vez más difícil encontrarla”, reflexiona Tesi, y asegura que la app surgió como un cuestionamiento a esta realidad, que nos afecta principalmente a las mujeres.

En el informe “¿Cómo se cuida en Argentina?”, el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) destaca que las mujeres dedican el doble de tiempo que los varones a las actividades de cuidado (de niños y adultos mayores) y que, incluso, cuando ellas se insertan en el mercado laboral, continúan encargándose de estas actividades, que implica que renuncien a tiempos de descanso y de ocio. Además, según las encuestas de uso del tiempo que retoma ELA, “en los hogares donde ambos cónyuges participan en el mercado laboral, la distribución de responsabilidades de cuidado sigue estando concentrada mayormente en el tiempo de las mujeres”.

El emprendedor argentino Juan Fantoni es otro de los responsables de la creación de esta app, que también se lanzó en Chile y México, acumulando un total de 2.600 “nannys” registradas al momento. “Soy un fanático de la tecnología y de cómo nos puede ayudar a mejorar nuestra calidad de vida. Conocí a Dan Stern, que estaba desarrollando Alba junto a Tesi, y me enamoré con el proyecto”, comenta a Entremujeres.

Y agrega: “El mercado argentino es uno de los más grandes de Latinoamérica y la composición familiar se modificó mucho en los últimos años: las madres argentinas trabajan y muy pocas tienen ayuda todo el día en su casa; por eso, tener acceso a una babysitter es un problema recurrente en las familias de hoy”.

Cómo funciona

Los padres publican la solicitud de una niñera (hasta dos horas antes de su contratación), las niñeras responden y se postulan para el trabajo. Los padres pueden chequear cada perfil (constatar sus estudios universitarios, los comentarios de otros padres, ver si tienen amigos en común en Facebook y la distancia a la que se encuentra) antes de hacer su elección.

Aplicación Alba, para conseguir niñera
“La aplicación junta todas las variables en las que nos fijamos al contratar a alguien para cuidar a nuestros hijos; creamos un algoritmo que nos permite recomendar babysitters en base a tus amigos en común, círculos de confianza, recomendaciones de tus cercanos, verificaciones de nuestro equipo y geolocalización, eso hace que el match sea perfecto”, comenta Tesi.

“Aquellas que quieran ser babysitters deben descargar Alba para iOS o Android (la descarga es gratuita) y crear su perfil lo más completo posible. Solo aceptamos a estudiantes o egresadas de carreras universitarias -es más, vamos directo a las universidades a reclutarlas-. Luego, pasan por un estricto proceso de verificación por parte de nuestro equipo, en la que chequeamos todo, guardamos su identidad, verificamos sus estudios y pedimos referencias”, detalla Tesi de Sante. Al finalizar cada jornada de trabajo, ambas partes deben reseñar al otro. Además, el servicio puede ser pagado a través de una tarjeta de crédito.

Al fin y al cabo, la niñera que elijamos -por cualquier medio que sea- se quedará al cuidado de lo más importante, nuestros hijos, por lo que la seguridad es un eje fundamental a la hora de elegir. Desde la aplicación, destacan la importancia de la “reputación” que se va generando con el uso. “El mercado de babysitters en Argentina es hoy como era el de citas online hace 5 años, algo que solo hacía poca gente; sin embargo, hoy es raro ver un soltero que no use Tinder”.

ENTREMUJERES