07-05-2009 | FUTBOL

Boca, la sexta peor campaña de su historia

Lo realizado por el equipo de Carlos Ischia en el presente Clausura se ubica entre lo peor al cabo de las primeras doce presentaciones, incluyendo al amateurismo.

Ischia, preocupado por la baja performance de su equipo en el torneo local.
Ischia, preocupado por la baja performance de su equipo en el torneo local.
El peor de todos los arranques de campeonato en la historia de Boca fue el de 1987/88, en el cual el equipo pareció sentir el impacto por la inesperada deserción del director técnico César Menotti, que anunció su alejamiento antes de comenzar la temporada, contratándose a Roberto Saporiti para reemplazarlo.

El conjunto, pese a haberse reforzado con jugadores de los que se esperaba mucho, como José Luis Cuciuffo, Humberto Gutiérrez y José Luis Villarreal, comenzó a los tumbos y sufrió un 0-6 ante Racing, en Avellaneda, por la cuarta fecha.

Alejado Saporiti, no hubo reacción con la llegada de un veterano prócer, Juan Carlos Lorenzo, y recién en la segunda rueda, con José Omar Pastoriza al comando, se produjo una levantada que permitió llegar al duodécimo puesto.

El segundo lugar lo ocupa la campaña de 1949, en la cual Boca, con Renato Cesarini como director técnico (hasta la vigésimo quinta fecha), reemplazado en el tramo final por el húngaro Ferenc Platko, recién se salvó del descenso en la última fecha, cuando goleó 5-1 a Lanús en La Bombonera.

De perder, Boca hubiese descendido y de empatar, hubiera tenido que definir el descenso con Huracán, que finalmente prevaleció en tres partidos de desempate ante Lanús.

El tercer peor arranque es el del Metropolitano 1980, con Antonio Ubaldo Rattín como entrenador, elaborando el duelo por el alejamiento de Lorenzo, con un plantel desgastado, el club en crítica situación financiera (último año de presidencia de Alberto J. Armando), refuerzos conseguidos en mesa de saldos y tres 2-5 en cuatro fechas (Newell's, River e Independiente).

A fuerza de orgullo, los jugadores protagonistas del ciclo dorado 1976/78 remontaron la cuesta durante la segunda parte hasta arribar a un séptimo puesto que, en tales circunstancias, resultó decoroso.

La cuarta peor campaña fue la de 1915 (era amateur), en la que el Boca de Pedro Calomino, en su tercera temporada en la Primera División de la Asociación Argentina de Football, sufrió una notoria caída respecto de los dos años anteriores, aunque con el transcurrir del campeonato mejoró parcialmente y resultó decimocuarto entre 25 participantes.

Al año siguiente, 1916, un Boca poblado de uruguayos (Luis Solans, José Benincasa, Armando Artigas y Carlos Scarone) comenzó a los tumbos y se estabilizó después, hasta terminar duodécimo entre 22, en campaña casi idéntica a la de este año pero con peor saldo de goles. (DyN)

Fuente: SM
Imprimir
Enviar por e-mail



TodoVende.com.ar
SIN MORDAZA © Copyright 2010 - www.sinmordaza.com
Todos los derechos reservados.