Rafaela es uno de los municipios que se acopló a la medida
La decisión del intendente José Corral de congelar hasta fin de año los sueldos de funcionarios y concejales, ya había sido aplicada por las ciudades de Rafaela, Recreo y Frontera. En Esperanza se presentó un proyecto similar en el Concejo, pero aún no fue tratado.

 

La decisión del intendente José Corral de congelar los salarios de los funcionarios públicos, que fue acompañada por el Concejo Municipal a través del presidente del cuerpo legislativo local, Sebastián Pignata, permitirá a la ciudad de Santa Fe un ahorro estimado en más de 9 millones de pesos hasta fin de año. “Es una forma de acompañar el esfuerzo que sabemos que hacen todas las familias santafesinas en este momento de dificultades. Quizá no sea un monto significativo, pero es un gesto de austeridad que está a nuestro alcance y entendimos que así podíamos hacer un aporte”, aseguró José Corral en declaraciones a la prensa.

Se trata de una medida que rige ya en otras tres ciudades de la provincia: Rafaela, Frontera y Recreo. Y si bien aún no fue tratado, el bloque de concejales de Cambiemos de Esperanza había presentado una iniciativa similar hace algunos meses.

*En Recreo, donde gobierna el intendente socialista Omar Colombo, se informó que el ahorro por no aplicar subas salariales a autoridades y funcionarios de primera línea -medida que se aplica desde julio- se destina a saldar la deuda que el Municipio tiene con el Fondo de Asistencia Educativa (FAE).

*En Rafaela, donde gobierna el intendente Luis Castellano (PJ), el Concejo aprobó a fines de junio una ordenanza impulsada por el bloque de Cambiemos para congelar el salario de funcionarios del Poder Ejecutivo, Legislativo, secretarios, subsecretarios y directores de área, quedando exceptuados de la medida los trabajadores de planta permanente. El dinero proveniente de este congelamiento se destina a un programa de infraestructura local.

*En la ciudad de Frontera, que conduce la radical Victoria Civalero, también rige una medida similar con fundamento en hacer frente a las obligaciones del municipio y dar muestras de austeridad.

Ahorro

El intendente santafesino presentó la medida de congelamiento de los sueldos de funcionarios municipales acompañado por el titular del Concejo, Sebastián Pignata.

La medida alcanza tanto a los secretarios que integran el Gabinete, como a subsecretarios, directores, órganos de control y administradores de entes autárquicos. Según los cálculos, el ahorro estimado hasta fin de año será del orden de los 6 millones de pesos. Mientras tanto, el ahorro por el congelamiento en el Concejo está estimado en otros 3 millones de pesos.

“Estamos atravesando momentos difíciles, y quienes tenemos responsabilidades en la función pública debemos ser los primeros en dar el ejemplo y ser austeros”, argumentó el mandatario local. Y reiteró: “Es una forma de acompañar el esfuerzo que sabemos que hacen todas las familias santafesinas en este momento de dificultades. Quizá no sea un monto significativo, pero es un gesto de austeridad que está a nuestro alcance y entendimos que así podíamos hacer un aporte”.

José Corral también agregó que “ojalá las autoridades de la provincia y otros organismos y entes públicos acompañen y repliquen esta determinación. Entendemos que desde la política es importante mostrarnos en sintonía con los momentos de dificultades que viven los vecinos con gestos de austeridad”.

Discriminación

Durante el diálogo con la prensa, el intendente santafesino volvió a insistir en la necesidad de que las ciudades de Rosario y Santa Fe sean incluidas en el Fondo de Obras Menores (FOM). “Es una discriminación inaceptable que Santa Fe y Rosario no cuenten con estos fondos que los otros municipios van a usar para pagar la cláusula gatillo, pero nosotros tenemos claro que las prioridades son el plan de obra y sostener el acompañamiento a los que más lo necesitan, así que decidimos tomar esta medida que seguro puede replicarse también en otras esferas del Estado”, aseguró el intendente.

Corral recordó que la Cámara de Diputados de la Provincia convirtió en ley la iniciativa por la cual los municipios y comunas, con la excepción de las dos ciudades más grandes de la provincia, podrán aplicar a gastos corrientes el 50 por ciento (unos 500 millones de pesos) de las partidas de ese fondo, previsto originariamente para encarar obras de infraestructura menores.

La inclusión de la ciudad de Santa Fe en el FOM le hubiera permitido contar este año con $ 125 millones de pesos, “que los podríamos destinar a obras para avanzar más rápidamente en la solución a problemas de infraestructura que tenemos en los barrios, pero además permitirían generar más puestos de trabajo”, concluyó el intendente.