La estadística pertenece tanto a los complejos registrados como a los particulares que alquilan sus propiedades en estas ocasiones, mientras que en los hoteles de la Costa rondan en un 80%.

 

El penúltimo fin de semana largo generó un efecto positivo en los complejos que se instalan a la vera de la ruta Nº1 que registran un 80% de reservas. “La demanda para este fin de semana largo es similar a la que se registró para el feriado de agosto”, confirmó Guillemo Kees, integrante de la Cámara de Turismo de Santa Fe.

El mayor nivel de ocupación se registrará entre sábado y domingo. A pesar de las promociones que los cabañeros lanzaron para incentivar a los turistas y que consistía en cobrar tres noches y regalar una, los complejos no llegan al 100% de la ocupación plena, ya que la mayoría de los huéspedes opta por descansar dos de los tres días. “Muchos turistas no pueden tomar los tres días, cuesta mucho llegar a la ocupación plena”, aclaró el referente del sector turístico. Las consultas y reservas comenzaron a darse hace unas dos semanas atrás, un comportamiento que sorprendió a los cabañeros.

Según el nivel de prestación del complejo los costos de hospedaje rondarán entre los 1.800 a 2.200 pesos por noche para cuatro personas. El precio incluye la estadía y ropa de cama.

Al ser consultado sobre las expectativas que tiene el sector de aquí a fin de año Kees adelantó que comenzaron a recepcionar consultas para Navidad y Año Nuevo. “Eso es estimulante porque la gente se sigue acercando a la costa santafesina en esta fecha especial”, destacó.

Sin embargo se ven imposibilitados de brindar tarifas a futuro. “Esperamos a ver que pasa y cómo sigue la situación del país para definir en la primera quincena de noviembre la tarifa para enero”, explicó.