La Confederación General del Trabajo (CGT) repudia el pedido de detención de Pablo Moyano que “forma parte de una campaña de persecución a dirigentes gremiales con el doble objetivo de distraer la atención a la tremenda crisis económica que padece el pueblo argentino y a la vez amedrentar al movimiento obrero organizado para que no continúe con el plan de lucha que se viene desarrollando desde la CGT”, señalaron en una comunicado desde la central obrera

“Es de público conocimiento la persecución que la familia Moyano viene sufriendo en el último tiempo con denuncias judiciales infundadas de trámite express, lo que inscribe un capítulo más del avance en tándem que la política, la justicia y algunos medios de comunicación vienen fogoneando pretendiendo tapar el sol con la mano en su incesante carrera de acallar las voces disidentes a un modelo claramente agotado”, indicaron

“Reclamamos el cese de estas maniobras de hostigamiento y persecución y reclamamos al gobierno nacional que se abstenga de seguir atacando a las organizaciones sindicales por el solo pecado de defender los derechos de sus trabajadores”, menciona el otro párrafo el comunicado de CGT