El actual líder de Camioneros trató al fiscal que pidió su detención de "payaso".

El sindicalista Pablo Moyano habló esta tarde tras el pedido de detención del fiscal Sebastián Scalera por la llamada “causa Independiente”.

El actual titular de Camioneros apuntó al Gobierno por la solicitud del fiscal y lanzó: “No creo que hagan el show de querer detenerme en Ezeiza”.

Pablo Moyano está de viaje porque desde el domingo participará del 44° Congreso Mundial de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF) en Singapur.

En sintonía con las declaraciones que realizó más temprano su padre, Hugo Moyano, remarcó que el pedido de detención “es para tratar de tapar este retroactivo que piden del pago del gas”.

“Lo tomamos como desde hace 2 años. Vienen con una persecución política, mediática y judicial por parte del Gobierno. Nos acusan en Independiente que Hugo y yo recaudábamos la plata de los choripanes que se vendían en cada partido, la venta de entradas. No tiene sentido. El señor (Sebastián) Scalera es un payaso, es un instrumento de Patricia Bullrich, de la señora (Elisa) Carrió que constantemente están presionando al juez (Luis) Carzoglio, al juez (Luis) Armella”, lanzó en diálogo con Radio Uno.

“Si tengo que ir en cana, iré en cana. Ya lo dije hace seis o siete meses, sería un orgullo ir en cana con un Gobierno gorila. Porque no firmamos la reforma laboral, porque no firmé el 15% para Camioneros, porque no firmé el cambio de convenio para la baja con Camioneros, porque no le dimos bola a los $1.000 millones de la multa de Triaca”, agregó.

Y lanzó una advertencia: “Vuelvo el miércoles o el jueves. No creo que hagan el show de querer detenerme en Ezeiza como están acostumbrados con los bolsos, con los chalecos”.

Más temprano, su padre lo había defendido. “Más que nada, está bien claro, es para tratar de tapar este retroactivo que piden del pago del gas. Como le ha salido mal ponen este tipo de excusas para distraer la atención de la gente, que realmente la está pasando mal”, afirmó el sindicalista en el programa Sábado Tempranísimo de Radio Mitre.

El pedido del fiscal Sebastián Scalera es por el delito de asociación ilícita. Debe ser definido por el juez Luis Silvio Carzoglio, titular del Juzgado de Garantía Nº 9 del Polo Judicial de Avellaneda, del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

Hugo Moyano y su hijo Pablo fueron imputados en la causa en que se investiga a una asociación ilícita, encabezada por el barrabrava de Independiente Pablo “Bebote” Álvarez, que habría defraudado en millones de pesos al club de Avellaneda. Por esa misma causa, tanto Álvarez como otros barras y el ex dirigente Noray Nakis ya están procesados y varios de ellos con prisión preventiva.