El mandatario boliviano convocará a empresarios de su país para operativizar el pago del segundo aguinaldo.

El presidente boliviano informó que el crecimiento económico a junio, respecto a los últimos 12 meses, fue de 4,61%, índice que garantiza el pago del doble aguinaldo a los trabajadores del sector público y privado en apego al decreto supremo que establece ese beneficio cuando la expansión económica supera el 4,5%.

El anuncio ya generó repercusiones a favor y en contra. La Central Obrera Boliviana (COB) respaldó la decisión del Gobierno y la dirigencia en Santa Cruz amenazó con la toma de las empresas que no cumplan con la cancelación.

Por su parte, la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) demandó al Gobierno que considere la anulación del pago del doble aguinaldo “hasta que se garantice que el crecimiento de la economía sea equitativo y sostenible tanto para las medianas como para las pequeñas empresas, en todos los departamentos del país” señaló la entidad en un comunicado.

El doble aguinaldo, denominado “Esfuerzo por Bolivia”, está condicionado a un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) por encima del 4,5% en un período interanual, de junio a junio.

“Informar al pueblo boliviano que el doble aguinaldo está garantizado para el 2018”, dijo Morales en una conferencia de prensa dictada en la Casa Grande del Pueblo.

“En junio del año pasado el crecimiento económico era 3,94 por ciento y a junio de 2018 el crecimiento económico 4,61 por ciento. Son datos del INE (Instituto Nacional de Estadística) respaldados por organismos internacionales”, agregó.

Explicó que después de una evaluación económica se determinó que el crecimiento del país fue de 4,61 % y que se pagará el doble aguinaldo “como justo reconocimiento a los trabajadores de Bolivia”.

En su mensaje, el mandatario informó que el Gobierno convocará a la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia para escuchar sus preocupaciones, pero “sobre todo para operativizar el pago del segundo aguinaldo”.