El mercado de pases de invierno, que tuvo un receso más importante de lo habitual por la disputa del Mundial de Rusia, no trajo mayores novedades para Unión. El club tenía una especial espectativa de venta en Franco Soldano, por quien se esperaba que ingrese a la tesorería cerca de 3.000.000 de dólares.

Lo concreto es que la persiana de las principales ligas se cerraron y el sunchalense, a quien solo le quedó la propuesta para jugar en Monterrey de México, decidió seguir apostando por su carrera deportiva y redoblar la apuesta permaneciendo en el club.

Los dirigentes apuntaron decididamente a Hernán Rubiola, representante del sunchalense, en la frustrada venta del atacante. El nombre de Soldano circuló por las ligas más importantes de Europa, pero la realidad es que su presente está en la entidad de la Avenida, que contaba con la chance de hacerse con una buena cantidad de dinero para afrontar los distintos compromisos económicos.

Rubiola es un empresario con muy poco recorrido en el fútbol profesional, incluso se define como un amigo de la familia del jugador. Es por eso que se apunta a su falta de experiencia en este tipo de transacciones a la imposibilidad de Soldano de emigrar a un equipo europeo que desembolsara la suma que pretendía el club.

Soldano entonces decidió seguir trabajando con Rubiola, quien se limintará a acordar los términos de sus contratos. Su carrera futbolística a partir de ahora será manejada por el reconocido empresario Pedro Aldave, quien representa entre otros a Lucas Alario (ex jugador de Colón).

Pero las novedades no solamente se limintan al cambio de escudería del goleador, sino que también hay otros dos jugadores que decidieron cambiar el rumbo de sus carreras.

Se trata de los hermanos Bruno y Mauro Pittón, quienes decidieron terminar con la relación profesional que los unía a Cristian Bragarnik. Los jugadores todavía no tienen definido quiénes le manejarán la carrera y buscan diferentes alternativas, de cara a un mercado de pases de verano que los puede tener como grandes candidatos a abandonar la institución.