Mala praxis para una joven de Neuquén
La joven de 20 años denunció a una enfermera que le habría aplicado mal un medicamento. Estuvo varios meses en recuperación.

 

Una chica de Plaza Huincul, Neuquén, denuncia que fue víctima de mala praxis cuando se presentó en la guardia del sanatorio local por un fuerte estado gripal pero casi pierde un dedo de la mano derecha.

De acuerdo con la acusación, Lucy Correa, que en octubre de 2017 tenía 20 años, y una enfermera le colocó mal un medicamento. La fiscalía pidió que la profesional enfrente un juicio y la defensa solicitó una salida alternativa.

“Se trató de una causa donde el medicamento era el adecuado, pero fue mal suministrado. Se le colocó endovenoso y debía ser intramuscular”, declaró el fiscal Gastón Liotard. La medicación ingresó en una vena y causó un rechazo inmediato en el cuerpo.

El fiscal indicó que la paciente sufrió lesiones graves, que tomaron varios meses para recuperarse porque había perdido la sensibilidad en el brazo derecho. El miércoles se hizo una audiencia en la que el funcionario pidió que la causa sea elevada a juicio por el delito de lesiones graves culposas por mala praxis.

Liotard reveló que existen pericias y testigos presenciales del procedimiento, mientras que la defensa solicitó una probation para evitar el juicio oral.

“Esto pasó un lunes y hasta el viernes estuve viajando a Neuquén por el dolor. Estuve 10 días internada en el Policlínico Neuquén, fui a que me corten el dedo, pero me dieron un tratamiento y fui saliendo adelante”, declaró la víctima a Fuego 24.

También manifestó la difícil situación de tener que verla todo el tiempo: “Tengo que seguir asistiendo y no se termina más”.