Salieron por unas horas y al volver se encontraron que habían ingresado a su domicilio. Sucedió en inmediaciones de calle Juan de Garay al 3600.

Nuevamente una familia santafesina es víctima de los delincuentes. Todo ocurrió en un domicilio de calle Juan de Garay al 3600, cuando se ausentaron por unas horas y los dueños de lo ajeno aprovecharon.

Yanina, dueña de la vivienda, contó lo sucedido. “Salimos alrededor de las 20hs y volvimos cerca de las 22hs”. Habían decidido cenar afuera.

Al regresar, notaron que una de las ventanas del lugar estaba rota. “Enseguida llamamos a la policía, esperamos que llegaran”. Cuando los efectivos arribaron al lugar, constataron que dentro del hogar estaba todo revuelto. “Se llevaron una computadora, una cámara digital, zapatillas e indumentaria”, continuó.

Según el relato de la víctima, los ladrones estaban al acecho. “Sabían que no estábamos. Quizás estaban en el techo”.

Por último, la víctima lamentó que dentro de la computadora había fotografías de la familia. “Uno se queda preocupado. Anoche no pudimos dormir. Imaginamos que pueden volver”, concluyó. Asimismo, asumió que tomarán medidas de seguridad en el domicilio.