Mientras los choferes santafesinos siguen con las medidas de fuerza nocturnas, desde el Ministerio de Trabajo no avizoran una solución cercana.

 

En el marco del conflicto que se suscita entre las empresas de colectivos y los choferes, se realizó una nueva audiencia. La reunión se llevó a cabo en la sede del Ministerio de Trabajo. Cabe mencionar que desde el lunes por la noche, en cada horario nocturno, hay medidas de fuerza de 22:00 a 6:00, horario en los que no hay servicio de las líneas urbanas en Santa Fe. Las mismas continuaron hasta este viernes por la noche – madrugada del sábado y todo el fin de semana largo.

El conflicto se da a nivel nacional. Así, se continúan llevando adelante audiencias en Buenos Aires. Los choferes reclaman el pago del incremento salarial 5,7% y las empresas aducen problemas económicos para no llevarlo a cabo.

Carlos Montenegro, director regional de la cartera laboral santafesina brindó detalles sobre la situación en Santa Fe. “El panorama es complejo. Nos encontramos en negociaciones tanto en Buenos Aires como en la ciudad. Ahora pasamos a cuarto intermedio para la otra semana”.

Asimismo, aseguró que se deben aguardar novedades nacionales para conocer cómo continúa la situación. “El gremio se reservó el derecho porque no se pagaron los montos de los sueldos por cláusula gatillo y aumentos acordados que ya están firmados. Lo que están haciendo los trabajadores es una retención del débito laboral. Por eso entendemos continuará la medida hasta que aparezca una solución real”.

El conflicto que viene

En este panorama, Montenegro aclaró que “el problema no es solo que no se pagó el incremento acordado. Sino que también existe un aumento del 10% que ya está prácticamente cerrado. Además, los aguinaldos que deberán pagar, y que las empresas plantean con números que aparentemente les resulta imposible afrontar”, concluyó Montenegro.