Siete toneladas de explosivos secuestradas por la Policía Federal en La Paisanita, localidad cercana a Alta Gracia, Córdoba, serán trasladados a la ciudad de Rafaela, por orden de la Justicia Federal.

Según un informe de la Policía Federal Argentina, se trata de materiales que “pueden generar un peligro extremo a la población y cuantiosos daños materiales, con motivo de no encontrarse con el resguardo necesario y acorde a lo dispuesto por la ley. Si éste fuera destinado al mercado ilícito, representaría un serio riesgo a la seguridad pública”.

Fuentes policiales y judiciales, confirmaron a LT10 que los explosivos tendrán como destino la fábrica Austin Powder Argentina S.A. , en Rafaela, que es el lugar donde se fabricaron estos materiales.

El traslado fue dispuesto por orden del Juzgado Federal de Córdoba y desde la fiscalía Nº2 de esa provincia informaron que la empresa funcionará como depositaria de estos elementos en cuestión.

En diálogo con el programa Todo Pasa, Ignacio Salas, presidente comunal de La Paisanita, confirmó la decisión de la Justicia, aunque aseguró que la medida se toma sólo por problemas administrativos y “de papeles”.

La empresa

Austin Powder Argentina S.A opera en Argentina desde 1993, tras la compra de una fábrica de explosivos ubicada en la localidad de Rafaela. La producción de explosivos en estas plantas se remonta al año 1959 y es una de las empresas más grandes de explosivos y son proveedores de la industria minera; canteras, cementeras y caleras; e industria petrolera para prospección sísmica. El complejo industrial de la empresa está ubicado en las ciudades de Rafaela y Bella Italia, donde se fabrica toda la línea de explosivos.