El concejal Pablo Javkin

En el marco de diferentes recorridas que viene realizando en diferentes zonas de la ciudad, Pablo Javkin anunció ante los vecinos de Grandoli y Gutiérrez un proyecto de ordenanza que ya fue presentado y espera la aprobación del Concejo Municipal, que contempla la creación de cabeceras seguras en los puntos de arranque o fin de recorrido, del transporte urbano de pasajeros.

” Se ha trabajado para dotar de mayor seguridad en el interior de los colectivos , ahora debemos trabajar en las paradas , en donde casi la mitad de los usuarios dicen sentirse inseguros , poniendo el eje en las puntas de línea ,donde confluyen muchas líneas del TUP y puntualmente en los barrios más alejados del centro de la ciudad ” afirmó Javkin.

El proyecto plantea mejoras en materia de iluminación y equipamiento urbano con la finalidad de crear entornos más seguros para los usuarios del transporte público en diez puntas de líneas ubicadas en diferentes barrios de la ciudad.

Estas cabeceras seguras serán “mini terminales “confeccionadas con material antivandálico y contarán con un botón de pánico interconectado al Centro Integrado de Operaciones y al 911, sirena de alta potencia, cámara de seguridad e iluminación led en todo su entorno.

Además contarán con información visual y sonora sobre el arribo de las unidades y baños públicos .

“Este proyecto responde tanto a los pedidos de los vecinos como de los trabajadores de transporte y busca garantizar las condiciones de seguridad para que se puedan completar los recorridos de las líneas evitando que por situaciones de inseguridad algunas zonas de la ciudad queden desconectadas en determinados horarios” aseguró el referente de Creo (FPCyS).

Las diez cabeceras seguras estarán ubicadas en los barrios Fontanarrosa, Rucci, Saladillo, Parque del Mercado, 7 de Septiembre, Stella Maris, Parque Industrial, Puente Gallego, Larrea y Santa Lucía.

Grandoli y Gutiérrez hoy

Este barrio, de los más castigados por la violencia entre bandas, fue priorizado desde la Mesa que reúne a la Municipalidad, el Ministerio de Seguridad, el Ministerio Público, la policía y las fuerzas federales para una intervención integral. Con los datos y análisis conjuntos se establecieron las acciones necesarias, que implicaron reforzar presencia, patrullaje, inteligencia y hacer allanamientos, desalojos de departamentos usurpados y detenciones. Incluso 4 policías fueron imputados.

“Después de la obras realizadas y los cambios que muestra hoy esta zona , trabajamos para cuidar a las familias del barrio y acompañar a los comerciantes. Desde el Concejo proponemos la creación de cabeceras seguras , generando así lugares seguros, iluminados y controlados donde esperar el colectivo, dandole al vecino mayor seguridad y calidad en el servicio” concluyó Pablo Javkin.