La sedaban, no le daban de comer y la mantenían todo el tiempo encerrada, en muy mal estado de salud. Hicieron la denuncia y ahora investiga la Fiscalía de Reconquista.

 

Roberto, vecino de esta abuela, señaló que “la abuela está con un deterioro de salud muy importante. Es por culpa de una persona que se acercó a ella haciéndose el amigo, le sacó las tarjetas y la tenía encerrada y sin alimentos”.

La abuela tiene 94 años y vive sola en una vivienda ubicada en el barrio Noreste de Reconquista. Otra vecina agregó “esta persona empezó a venir para hacerle los mandados, se fue haciendo amigo de a poco y le tomó todo lo que ella tenía. La tenía encerrada, y en un estado calamitoso de salud. También había una mujer que en teoría venía a cuidarla, así que ella también es cómplice con el hombre”.

Todo se desencadenó cuando un grupo de vecinos de la cuadra escucharon gritar a la abuela, se acercaron al domicilio, rompieron un pedazo de vidrio de una ventana y la filmaron pidiendo auxilio tirada en el piso. Entonces presentaron la denuncia ante la Fiscalía, quien está investigando lo sucedido.

Los vecinos también dijeron que “tiene golpes en la pierna y sufrió violencia psíquica. No le daban de comer. Además le daban pastillas para sedarla. Somos siete u ocho vecinos que estamos de testigos de lo que le hicieron a esta abuela”.