Gobierno propone triplicar las exportaciones para 2030

El Centro Cultural Kirchner (CCK) fue escenario del lanzamiento del plan estratégico de Argentina Exporta, cuyo objetivo es triplicar las exportaciones para 2030.

El Presidente Mauricio Macri, en un encuentro con exportadores realizado esta mañana en el CCK . Foto: HUGO VILLALOBOS

La presentación estuvo encabezada por el presidente Mauricio Macri, escoltado por los ministros de Producción y Trabajo, Dante Sica, y de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie, y contó además con una apertura a cargo de la diputada Elisa Carrió, en momentos de rispidez entre la socia política de Cambiemos y el Gobierno.

Ante un auditorio colmado de empresarios, Macri reconoció que “que estamos pasando meses difíciles, duros, que nos están poniendo a prueba”, pero aseguró: “Siento que estamos pasando esa prueba, nos aferramos firmes al timón y no cambiamos el rumbo”.

En este marco presentó el plan denominado Argentina Exporta, que apunta a que para 2030 se cuadruplique el número de empresas, en especial las pymes, que venden productos fuera del país. “Hoy solamente 9500 empresas exportan, menos del 1% de las empresas del país, eso es muy poco”, dijo Macri. El objetivo sería elevar ese número a 40.000. Con ese incremento la idea es que los ingresos por exportación se tripliquen.

Según la información oficial, para 2023 el Gobierno quiere llegar a los US$ 100 mil millones en materia de exportaciones de bienes y servicios, y en 2030, a los US$ 200 mil millones.

Para esto, el Gobierno encabezará una serie de reuniones regionales que comenzarán la semana próxima, y se llevarán a cabo en Pilar, Mar del Plata, Bahía Blanca, Tucumán, Córdoba, Corrientes, Bariloche y Mendoza. La idea es que el sector público y privados celebren encuentros para acercar los programas a todo el país y conocer de primera mano las necesidades de las pymes.

Más allá de estos encuentros regionales, el Gobierno no ofreció detalles acerca de cómo piensa llegar a las metas de exportación. El propio Sica admitió en una conferencia de prensa que se brindó luego del anuncio que lo que se presentó fue una “estrategia global” y que espera a fines de noviembre, cuando finalicen las reuniones regionales, “tener un programa completo” que incluye un plan de acción.

Hasta entonces, Argentina Exporta profundizará la implementación de herramientas de exportación ya existentes. Según la agenda oficial, la estrategia que adoptará el Gobierno es: “diversificar destinos y maximizar el acceso a los mercados, potenciar y desarrollar la oferta exportadora, y acercar a todos el país los programas de exportación”.

Pese a la mega devaluación del peso registrada en los últimos meses, el déficit de la balanza comercial creció en agosto y alcanzó los US$ 1.127 millones, según informó en septiembre el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), un dato que fue peor al esperado por el mercado.

Entre los principales problemas que identificaron los ministros Sica y Faurie por las magras cifras de exportaciones, señalaron una “baja integración”, y argumentaron en este sentido que Argentina está entre las 15 economías más cerradas del mundo. Asimismo, consideraron que “durante muchos años” el Estado fue “un obsctáculo para exportar”.

Además, el Gobierno reconoció que Argentina tiene acuerdos con menos del 10% del mercado mundial, mientras que países como México abarcan el 63% y Colombia, el 56%.