Desde las 22:00 de este miércoles a las 6:00 del jueves, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) llevó adelante en Santa Fe una nueva jornada de paro en las líneas urbanas de colectivos.

 

La medida se decidió a nivel nacional como reclamo ante la falta de pago del incremento salarial a los choferes. Esto representa un 5,7%, que aún no fue abonado por las empresas. Al respecto, Jorge Kiener, secretario del Interior de UTA, había expresado que “hasta que no cobre el último trabajador, la medida sigue en pie”.

Por su parte, el intendente José Corral habló del tema, dijo que “está fuera del alcance del Municipio” y afirmó que “no se ven soluciones en el corto plazo”.

Conflicto

El paro afecta cada noche a miles de vecinos en la ciudad. El conflicto viene desarrollándose desde la semana pasada y hasta el momento no se avisora una solución.

Consultado sobre este tema, el intendente José Corral dijo: “Es algo que depende de las conversaciones nacionales, del diálogo entre FATAP y la UTA. Ojalá encuentren pronto un punto de acuerdo, porque trae un perjuicio muy grande para las personas que tienen que tomar los colectivos de noche para volver de trabajar o salir muy temprano para poder tomar un turno en la Salud o llegar a un establecimiento educativo”, sostuvo el mandatario.

“Lamentablemente esto está fuera del alcance del Municipio, porque es una discusión a nivel nacional. Es un tema preocupante y no vemos soluciones en el corto plazo“, agregó.