Pablo Escobar y Ricardo Gareca
Jhon Jairo Velásquez Vásquez reveló que quisieron ponerle un coche bomba al argentino, hoy entrenador de la Selección de Perú y que en su momento jugaba en América de Cali.

 

Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye, uno de los más temidos sicarios de la estructura criminal del Cartel de Medellín reveló que “Ricardo Gareca siempre estuvo en la mira de Pablo Escobar”.

El criminal concedió una entrevista al diario El Popular de Perú, en el que contó que habían ideado poner un coche bomba a algunos jugadores de fútbol del América de Cali, donde el Tigre, hoy entrenador de la Selección de Perú, se desempeñó entre 1985 y 1989, previo a su regreso a la Argentina para desarrollar sus últimos años de carrera en Vélez Sarsfield y River Plate.

Popeye contó que Escobar “era hincha del Deportivo Independiente de Medellín (DIM). De la gente pobre, trabajadora y humilde. Pero cuando Atlético Nacional jugaba en la Copa Libertadores, todos los colombianos éramos hinchas de ese equipo”, reconoció.

Popeye develó además que el narcotraficante seguía de cerca a todos los jugadores del América de Cali: “Estábamos en guerra. Incluso secuestró a jugadores de Cali para que entregaran a los Rodríguez (ndr: en referencia a los hermanos Gilberto Rodríguez Orejuela y Miguel Rodríguez Orejuela) y, como no cooperaron mataron a la familia de Pedro Enrique Sarmiento, quien actualmente es un técnico exitoso, pero no cooperó”.

¿Gareca estuvo en la mira de Escobar?, le preguntaron puntualmente. “Y sí, Ricardo Gareca siempre estuvo en la mira de Pablo Escobar, sin embargo, no llegaron a él. El amor por el fútbol del Patrón salvó a Ricardo Gareca, pues a él y a los otros jugadores de América de Cali se contempló colocarles un carro bomba, ya que el Cártel de Cali le colocó un carro bomba a la familia de Pablo”.