En Android podemos encontrar versiones livianas de prácticamente todas las apps más importantes, y estas se lanzaron principalmente pensando en los mercados emergentes.

El objetivo de una app liviana es que consuma menos recursos, espacios y datos, y es por eso que pensar en dispositivos menos potentes y mercados en donde el consumo de datos es una limitación, lo hace mas viable.

Sin embargo, Facebook -que tiene versiones livianas de casi todas sus apps- ahora está pensando no solo en Android, sino también en iOS, el sistema operativo del iPhone.

Por eso ya está en beta Facebook Lite para iOS, probándose en mercados seleccionados, con las ventajas de ser liviana y poco gastadora.

Aunque aún no hay información oficial de cuando llegará a todos, y si Facebook planea limitarla según la región, Facebook Lite llegaría pronto al iPhone, para quien la prefiera.

Para Facebook es fundamental que los usuarios tengan su app, sea Lite o no, y puede ser una buena estrategia.