Se pusieron en contacto con Javier López, coordinador de las inferiores sabaleras, quien admitió la situación y señaló que “el tema se puso en consideración del Departamento Médico encabezado por el doctor Trossero y quienes conforman el grupo de Sanatorio Santa Fe y, por lo que tengo entendido e informado, se llevará a cabo este mismo martes por la tarde una reunión con los padres”.

Según Javier López, quien atendió gentilmente y no eludió la situación, “estamos enterados desde hace diez o quince días, aproximadamente y entendemos que se trata de un hecho aislado en nuestras inferiores que, por los tiempos que se viven, debe ser tratado con la suficiente prontitud y responsabilidad”.

Javier López aprovechó la situación para ratificar que tiene una charla pendiente con el presidente del club, José Néstor Vignatti, respecto de un hecho acontecido en oportunidad de los clásicos de inferiores y que involucró al mencionado coordinador y al entrenador de la reserva.

“Estoy feliz por la gran actuación de la 2003 y la 2001. Desde el año 2004 no pasa que el club esté tan cerca, como ocurre con estas divisiones, de conseguir un campeonato”, concluyó.

Cabe remarcar que los juveniles involucrados no viven en la pensión del club.