El programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego y Municiones tiene como objetivo reducir el circulante de armas en la sociedad mediante la entrega anónima de armas de fuego y municiones a cambio de un incentivo económico. Las armas recibidas son inutilizadas en forma inmediata en presencia de la persona que realiza la entrega y luego destruidas en un horno de alta temperatura.

En referencia a esta campaña, el intendente Alberto Ricci, mencionó: “Hicimos gestiones con el gobierno de la provincia de Santa Fe y el Plan Nacional de Desarme para poder tener un punto móvil en Villa Gobernador Gálvez para que los vecinos puedan entregar sus armas de manera voluntaria. Si bien el punto móvil permaneció en el Centro Cultural y Recreativo durante los días 4 y 5 de octubre, aquellos vecinos interesados en hacer entrega de algún arma pueden seguir haciéndolo en la sede del ANMaC en Rosario”

A su vez, subrayó que “mucha gente tiene armas, sin uso, rotas, que heredaron y no saben qué hacer con ella, aprovecharon esta oportunidad porque las armas representan un peligro para toda la familia”.

Por su parte, Lucas Covacic, director provincial de Control de Armas, se mostró muy satisfecho por las jornadas en la ciudad: “Vino mucha gente, eso es positivo; quiero agradecer a la Municipalidad y a la institución (Centro Cultural y Recreativo) por la dedicación que se ha tenido todos estos días previos a la jornada y eso se refleja en el resultado que es muy bueno”.

Asimismo, explicó cómo fue la metodología: “Los vecinos se acercaron, entregaron el arma anónimamente a cambio de un incentivo económico de entre $1200 y $3000, y frente a esta persona el arma se inutilizó para la posterior destrucción”.