La presencia de Gendarmería era palpable ayer en el centro comercial del barrio.
Se lo dijeron ayer a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y a su par santafesino, Maximiliano Pullaro, que recorrieron la zona. Los funcionarios estuvieron en el Centro de Denuncias que intentaron incendiar.

 

Durante la recorrida de supervisión que efectuó en la tarde de ayer la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, junto con su par santafesino, Maximiliano Pullaro, por barrio Municipal, una de las zonas más conflictivas de la ciudad, los vecinos se mostraron agradecidos ante la presencia de autoridades luego del atentado incendiario que sufrió un Centro Territorial de Denuncias ubicado en Sánchez de Thompson 48, a dos días de ser inaugurado, y además le confiaron a la responsable de la cartera nacional que se sienten mucho más seguros cuando están los agentes de Gendarmería controlando estas calles.

Esos mensajes fueron transmitidos claramente, sin rodeos y ante la mirada de todos, cuando la ministra Bullrich decidió realizar un recorrido informal por ese complejo de viviendas, pasadas las 17.30. Luego de la rueda de prensa, la funcionaria primero se detuvo a conversar con Marilú, una vecina que vive con su familia en la torre E, ubicada en Lorenzini 4676. “Ministra, acá nos sentimos mejor con Gendarmería”, así de directo le transmitió su inquietud esa mujer.

Unos metros más adelante, Bullrich frenó a la amplia comitiva que la seguía para ingresar a una tienda de ropa. Allí, Dolores, la dueña del local, le contó que le robaron dos veces y que se siente un poco más protegida cuando están los gendarmes. “Tuve que poner rejas, y la cosa mejoró. Pero nos sentimos más controlados cuando está Gendarmería”, le confió a este diario la responsable del negocio, que hace seis años que trabaja en ese lugar.

Más cerca del Centro de Denuncias, la ministra volvió a parar en el Centro de Consumo Cooperativa El Sol, donde los vecinos hacen las compras habitualmente. Allí, tanto Bullrich como Pullaro recibieron las palabras de los habitantes de ese complejo. “Acá está todo bien cuando está Gendarmería. Pero cuando se van, empieza todo de nuevo”, expresó María, quien vive a pocos metros de ese centro.

Estos planteos se dan en un barrio que es uno de los priorizados por Gendarmería para reforzar la presencia y los patrullajes, y que viene siendo escenario de disputas entre bandas antagónicas que han dejado decenas de muertos. En esa zona, donde se está implementando un operativo conjunto entre Nación, provincia y municipio, hace dos semanas inauguraron un Centro Territorial de Denuncias, que sufrió un intento de incendio dos jornadas después del corte de cintas.

“Ese intento de incendio muestra que cuando el Estado viene, se coloca y abre lugares para generar denuncias, eso sólo perjudica a los narcocriminales. Por eso vamos a apoyar todo lugar comunitario, todo centro de denuncia, para que la gente se sienta tranquila”, remarcó la ministra Bullrich, quien enfatizó: “Y si lo intentan incendiar otra vez, lo vamos a abrir de nuevo, cuantas veces sea necesario”.

Y repitió con más intención: “En estos casos, lo importante es perseverar, perseverar y perseverar”.

Por su parte, el concejal Roy López Molina, integrante de la comitiva oficial, expresó al respecto que “los vecinos exigen más, y están en su derecho. Y nos plantean con mucha claridad algunos problemas. En esta recorrida volvimos a notar una visión de elogio hacia las fuerzas federales, sobre todo de Gendarmería. Expresan que se sienten más seguros con ellos”. Y amplió el edil: “Pero muestran una mirada de mucha preocupación respecto a la policía de la provincia, y ahí todos tenemos un gran desafío. Seguramente hay muchos policías que hacen muy bien su trabajo, pero todavía hay una situación que está atravesada por hechos de corrupción, vínculos con nichos mafiosos y el narcotráfico, tenemos que enfrentar eso”.

En tanto, el concejal Gabriel Chumpitaz, presidente de la comisión de Seguridad, se encargó de resaltar que “se nota que este barrio fue muy golpeado por la criminalidad y por las bandas narco. Esta intervención conjunta le está haciendo muy bien al barrio. Y queda claro que los vecinos se sienten más seguros cuando está Gendarmería. Nos lo dicen en cada visita”.

Intervención conjunta

Durante la recorrida, la ministra Bullrich también hizo hincapié en la intervención integral que se está realizando en esa zona. “Es importantísimo que la gente se sienta segura donde parecía que los tiroteos, los narcos y los usurpadores ganaban espacios todos lo días y dominaban el barrio. Es muy importante que eso sea reemplazado por el Estado”.

“En este lugar, el municipio, la provincia y la Nación trabajan juntos para reconvertirlo, y las fuerzas de seguridad colaboran cuidando a la gente. Es una manera de trabajar colectivamente muy importante. De cuidar la vida. Esta zona fue una de en las que más homicidios se cometieron, y se le está ganado terreno a la ilegalidad”, subrayó.

“Los vecinos nos dicen que no hay más tiroteos todas las noches. Que antes no podían salir y que ahora el barrio está más lindo y que bajaron las muertes”, sostuvo la ministra, quien aseguró que “este modelo de «barrios seguros» está siendo exitoso en todo el país y lo vamos a continuar en otros sectores de Rosario”.