Las redes sociales dejaron de utilizarse sólo como medio de contacto con amigos y familiares y se convirtieron en una excelente herramienta para encontrar empleo.

Las redes vienen ganando terreno frente a los métodos tradicionales de búsqueda laboral. Son un aliado tanto para los empleadores como para aquellos que buscan un cambio laboral.

Para quienes quieren encontrar un nuevo empleo, las redes permiten dar a conocer el perfil profesional y conectarse con colegas o empresas. Incluso sirven para dar aviso en simultáneo a todos los contactos.

Uno de los recursos más utilizados por las empresas y los servicios de empleo para reclutar candidatos es la posibilidad de cargar el curriculum en su web. En base al perfil requerido se pueden contactar directamente con los postulantes haciendo más eficiente el proceso.

Cuando las búsquedas se publican en las redes, éstas se viralizan en pocos minutos; se comparten en los perfiles de los usuarios, se etiquetan amigos a los que les podría interesar la oferta y hasta pueden migrar de una plataforma a otra, como es el caso del uso del Whatsapp donde el aviso se envía a los contactos.

Ernesto Tocker, director del Servicio de Empleo AMIA, brindó en contacto con #IMPULSO una serie de consejos básicos para quienes se inclinan por este tipo de herramientas: “Definir sí las Redes Sociales a utilizar serán para uso personal o para exposición profesional: de eso dependerá si el perfil es público o privado, la foto de perfil, y las publicaciones que se realicen. No se deben mezclar ambos. Lo ideal es segmentar qué se publica en cada una pero hay que recordar que todas pueden ser objeto de evaluación (screening)”, comentó.

Tener el perfil completo y visible es otro de los puntos a tener en cuenta, según el profesional. “Dedicarle tiempo a la redacción del contenido. Armar un perfil detallado, especificado y completo. Configurar el perfil en modo público, de esa manera los reclutadores y colegas podrán ponerse en contacto”, agregó.

Elegir una foto de perfil adecuada: la imagen adquiere un alto nivel de importancia y es la cara visible. Debe ser formal y adecuada al contexto laboral.

Mantener el perfil actualizado, buscar contactos, participar en grupos y ser activos son otros de las recomendaciones a tener en cuenta.

Si bien la red social para buscar empleo más utilizada es LinkedIN, Facebook, Twitter e Instagram se pueden aprovechar con el mismo fin.