Controles: 71 vehículos terminaron en el corralón el fin de semana

En más de 400 intervenciones que realizaron agentes municipales y la policía se detectaron 40 casos de alcoholemia. Además, se desarrolló el programa Conductor Designado en inmediaciones de Pichincha

2018-04-02 control
Controles durante el fin de semana

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal informó que entre el jueves a la noche y este domingo a la madrugada se remitieron 71 vehículos al corralón. De ese número de casos, 40 fueron por alcoholemia.

Según informaron desde el municipio, se hicieron 425 controles por parte de agentes de las áreas de control municipales y efectivos de la Unidad Regional II de la Policía.

De los 40 casos de alcoholemia registrados, el nivel más elevado que se detectó fue de 1.84 g/l. El resto de los traslados fueron porque los conductores no pudieron acreditar documentos y elementos de seguridad exigidos por normativa.

“La prevención es clave para garantizar un tránsito seguro en el que el respeto por las normas sea costumbre y no el incumplimiento de las mismas”, indicó el secretario de Control Guillermo Turrin al tiempo que resaltó: “La sanción también es nuestra responsabilidad y debemos aplicarla sin concesiones”.

En tanto, el domingo por la noche se desarrolló el programa Conductor Designado en Basquiat y Jhonny B. Good, inmediaciones del barrio Pichincha. La iniciativa, que lleva a cabo la Secretaría de Control junto con la Agencia de Seguridad Vial y el Gabinete Joven de la Provincia de Santa Fe, consiste en promover en locales nocturnos que, en cada grupo de jóvenes, uno se abstenga de ingerir bebidas alcohólicas y se comprometa a conducir para llevar a amigos a sus hogares.

En esta oportunidad, se ejecutaron intervenciones en bares de la zona en los que se promovió dicha figura que permite un regreso a casa más seguro. Los designados reciben a cambio desde consumiciones gratis de gaseosas hasta entradas libres para próximas ocasiones.

“Además de la prevención y el control, hacemos hincapié en la educación. Es necesario que incorporemos las normas de tránsito de modo regular para que la infracción sea sólo una excepción”, concluyó Turrin.