Sucedió este sábado por la medianoche, en inmediaciones de barrio Fonavi San José

 

Este sábado, el efectivo del Comando Radioeléctrico que iba en un patrullero divisó un taxi en tránsito por la esquina de Alberti y Doctor Zavalla en la zona del Fonavi del barrio San José, y decidió chequear el vehículo de alquiler como los ocasionales pasajeros transportados.

No viajaban pasajeros, pero igualmente el uniformado requisó el vehículo, y debajo del asiento del conductor halló una pistola calibre 40 (popularmente conocida como una pistola 9 mm chica) cargada con seis balas y en óptimas condiciones de funcionamiento: por su calibre es un arma de guerra conforme a la Ley Nacional de armas y de explosivos Nº 20.429. El chofer del taxi Fiat Siena fue identificado como I. B. R. M. de 35 años, y lo trasladaron a la Comisaría 9ª.

Informaron la novedad a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital, y estos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, Daniel Alberto Filippi, que ordenó que el taxista detenido continúe privado de su libertad, que sea identificado y que se le forme causa por el delito de “tenencia indebida de arma y munición de guerra”.