El encuentro fue en el marco del plan de lucha de los alumnos en rechazo del último aumento de la cuota.

 

Centros de Estudiantes y alumnos autoconvocados de la Universidad Católica de Santa Fe se reunieron el viernes por la mañana con el arzobispo de Santa Fe y Gran Canciller de la institución educativa, Sergio Fenoy. Fue en el marco del plan de lucha que llevan a cabo los jóvenes en rechazo del último aumento de la cuota que pagan mes a mes y que consideran “desmedido e injustificado”.

El obispo los recibió en su oficina. Los escuchó y les manifestó su preocupación por la situación. “Demostró verdadero interés y apoyo a nuestra causa, se comprometió a hacer lo posible como mediador, para que pueda encontrarse una solución lo más pronto posible”, confirmaron los estudiantes de la UCSF que participaron.

Durante el encuentro con Fenoy, abordaron las problemáticas del alumnado como consecuencia del aumento de la cuota que pasó en el mes de octubre de $6.500 a $7.500, para cerrar en diciembre en $8.500.

“El desamparo por parte de la universidad al estudiante cuyas posibilidades económicas son escasas; el olvido de los estudiantes que se vieron obligados a abandonar sus estudios ante la imposibilidad de poder pagar una cuota de tan alto valor. Preocupación ante las deficiencias estructurales, materiales, administrativas. La falta de empatía por parte de los directivos universitarios, quienes aceptaron reunirse con nosotros pero se mostraron inflexibles a llevar a cabo una negociación con respecto a tal aumento”, enumeran en un comunicado.

Cabe recordar que el conflicto se inició hace 15 días y se visibilizó a partir de una “sentada” de estudiantes frente a las instalaciones de la UCSF en la sede local de Echagüe 7151.

Tras las asambleas y manifestaciones de los alumnos, el rector de la UCSF, Ricardo Rochetti, argumentó que “el aumento corresponde a un ajuste del 4% respecto de lo fijado a principio de año”, debido al desfase producido por la escalada inflacionaria.

Luego de abrir al diálogo y recibir a los estudiantes, desde la Universidad confirmaron el aumento pero les propuso un financiamiento de este incremento para los alumnos que lo soliciten.

“Estamos proponiendo un esfuerzo compartido, aumentando la cuota los últimos tres meses del año, asumiendo la institución una parte importante; todo esto puesto en un plan de contención de gastos, posponiendo cuestiones que estaban previstas como planes de obras y adquisición de bienes, que tendrán que esperar hasta el año próximo en el marco económico que vive el país”, sentenció Rocchetti.

El jueves pasado los estudiantes autoconvocados volvieron a manifestarse frente al establecimiento de barrio Guadalupe. El reclamo continúa.