Nancy Scarfone, viuda de Pablo Cejas
SIN MORDAZA TV entrevistó a Nancy Scarfone, viuda del policía Pablo Cejas para conocer sus sensaciones acerca del “día de playa” que disfrutaron los presuntos asesinos de su marido. Y para conocer detalles de la invetsigación

 

El Programa “Nueva Oportunidad” trabaja con los jóvenes en situación de vulnerabilidad, entre ellos, se incluye jóvenes que cumplen condenas en la cárcel de Coronda.

El día de la primavera los llevaron a la playa a realizar actividades, juegos y disfrutaron de un día en libertad. Entre ellos se encontraban los detenidos por las muertes de Augusto Paulón y de Pablo Cejas.

“Me enteré por las noticias, pensé que era mentira pero después me confirmaron que era verdad, que ellos estaban disfrutando de la playa. Me descompuse y me puse muy mal” dijo Nancy Scarfone, viuda del policía asesinado el 17 julio de 2017.

Leer más: La mamá de Augusto Paulón: “La ley le permite al asesino de mi hijo disfrutar de un día de primavera”

 

Nancy comentó que la investigación por la muerte de su esposo “estaba frenada pero hace dos semanas me llamaron de la PDI de Homicidios para conformar un equipo de trabajo y se reunieron conmigo y ahí empezamos a trabajar, se empezaron a mover en la causa”.

Hasta el momento, lo que se sabe de la investigación es poco claro. En las cámaras en las cuales se ve lo que sucedió ese día desparecieron, según Nancy, y había un auto gris en el que iba quien lo amenazaba a Pablo. Al tiempo, Nancy es bombero, y actúa en un accidente y pudo corroborar que en la zona del accidente, casualmente en el mismo lugar donde mataron a Pablo, hay cámaras. Con lo cual Nancy sospecha que algo pasó con los registros de las cámaras.

Pablo Cejas fue asesinado en Barrio Yapeyú. Le pegaron por detrás con un arma y luego le roban el arma reglamentaria y lo ejecutan. Por ese homicidio hay dos detenidos.

“En ese momento había un grupo de jóvenes que lo ayudaron a Pablo. Yo quiero que se investigue a ese grupo”.

“Al fiscal se le quemaron las papas”

Nancy manifestó que tiene fe en esta nueva etapa de la investigación. Comentó que el primer año de investigación no fue próspera: “El fiscal fue al otro día de la muerte al lugar del hecho. Las pruebas que había allí se perdieron”.

La viuda de Pablo sigue aún con custodia policial debido a amenazas que fue recibiendo en el transcurso de la investigación.