La Toyota Hilux que terminó incrustada contra una columna tenía pedido de captura desde 2016. Además, en el vehículo viajaba una joven a quien buscaba la policía.

Este viernes por la mañana se registró un impactante choque en Rioja y Castellanos, protagonizado por un conductor muy alcoholizado. La policía descubrió luego que la camioneta era robada y que en ella viajaba una mujer buscada por la policía.

Según fuentes oficiales, la Toyota Pick Up Hilux que había colisionado un Volkswagen Gol y se dio a la fuga para terminar incrustada contra una columna, tenía pedido de captura desde hace dos años. El Juzgado Civil y Comercial había ordenado su secuestro el 26 de junio de 2016.

En la camioneta viajaban tres personas, dos hombres y una mujer. Uno de los hombres manejaba y estaba muy alcoholizado. Además, el personal en el lugar constató que la joven tenía “pedido de captura por paradero”.