El viernes se cumple un año del #MeToo (“yo también”, en inglés), el movimiento contra el sexismo y la violencia sexual que derribó a decenas de hombres poderosos. Las denuncias sacudieron a Estados Unidos, pero el “efecto en cadena” se sintió también en otros países, incluida la Argentina.

La llama de la iniciativa -con fuerte presencia en redes sociales- cumple su primer aniversario en plena actualidad, porque la ola que nació con el caso de Harvey Weinstein no se ha detenido. Aquí, un repaso de los hechos que tuvieron y siguen teniendo gran repercusión.

* Las 80 denuncias contra Harvey Weinstein

Fue el inicio de todo. El diario New York Times publicó el 5 de octubre de 2017 los testimonios de actrices que afirmaron haber sido acosadas por el poderoso productor Harvey Weinstein, durante casi tres décadas. Denunciado luego por unas 80 mujeres, estrellas o asistentes en la industria del cine, Weinstein fue acusado de violación y agresiones sexuales.

* Bill Cosby, condenado

Uno de los actores estadounidenses más famosos en el mundo, Bill Cosby, fue condenado por agredir sexualmente a una mujer en 2004. Fue la primera celebridad en ir a juicio en la era del #MeToo y podría ser el primero en ir a prisión, quizás por el resto de sus días, tras haber sido hallado culpable en abril. Desde 2014, más de 60 mujeres lo acusan de violencia sexual, pero la mayoría de las acusaciones eran sobre hechos que habían prescrito.

* “House of cards” se quedó sin su protagonista

El actor estadounidense Kevin Spacey fue acusado a finales de octubre de 2017 de haber agredido sexualmente a varios hombres, entre ellos menores de edad. La denuncia provocó su despido de la exitosa serie “House of cards” que protagonizaba y lo eliminaron de la última película de Ridley Scott, “Todo el dinero del mundo” y sus escenas fueron grabadas de nuevo con otro actor, Christopher Plummer.

* El escándalo Argento-Bennet

La actriz italiana Asia Argento, figura del movimiento #MeToo tras acusar de violación Weinstein, pasó a ser acusada en agosto 2018. Es sospechosa de haber pagado 380.000 dólares al actor y músico Jimmy Bennett, quien dijo que había sido atacado sexualmente por la actriz en 2013, cuando él tenía 17 años. Al principio desmintió haber sostenido una relación sexual con Bennet, pero el domingo pasado reconoció el encuentro sexual con el joven.

* Acusan a un candidato de Trump

La batalla por la confirmación como juez de la Corte Suprema de Brett Kavanaugh – el candidato del presidente Donald Trump- acusado de haber intentado violar a una joven cuando ambos eran adolescentes, mostró que el #MeToo no se desinfla, sino todo lo contrario. El movimiento se convirtió en un nuevo elemento en la polarización del país. Cuando Donald Trump se burló de la acusadora de Kavanaugh, Christine Blasey Ford, imitándola, el público lo aplaudió. La oposición expresó su indignación, al igual que los republicanos moderados.

* En Francia, voces a favor y en contra

La actriz francesa Catherine Deneuve dio el contragolpe al movimiento en enero de 2018, al firmar junto a cientos de mujeres una columna que defiende la “libertad de importunar”. Tras generar polémica, ofreció unas disculpas “solo” a las víctimas de agresiones.

En mayo de 2018, estalló un escándalo vinculado al francés Jean-Claude Arnault, esposo de una académica y acusado de violación o agresión sexual por 18 mujeres en noviembre de 2017. Arnault fue condenado el lunes a dos años de cárcel por violación en octubre de 2011 de una joven en su apartamento de Estocolmo. Él apeló.

* Pese a la censura, también cobró fuerza en ChinaA pesar de la censura de unas autoridades que recelan de este tipo de iniciativas, #MeToo despegó en China con una serie de denuncias por abusos sexuales que se hicieron virales en las redes sociales. El movimiento prendió el pasado mes de enero, cuando la estudiante Luo Xixi denunció en Weibo, equivalente chino a Twitter, que un profesor de la Universidad de Beihang había intentado violarla.

* Los casos argentinos

* Calu Rivero denunció a Juan Darthés por una situación de acoso sexual que habría ocurrido durante las grabaciones de la telenovela Dulce Amor. En febrero de este año la siguió Anita Coacci, actriz y cantante, quien compartió escenas con el actor en Gasoleros.

* María Fernanda Callejón nunca lo había contado públicamente. Pero ahora se animó. Luego de hablar del empoderamiento femenino en una entrevista con Catalina Dlugi, la actriz sintió la necesidad de compartir un duro relato sobre lo que sufrió en su niñez. “Tuve una situación de abuso, cuando era muy pequeña, de parte de un tío”, contó.

* La microfonista Ariana Charrúa denunció, ante la empresa en la que trabaja, el acoso sexual que habría sufrido por parte del conductor radial Ari Paluch. A su descargo se sumaron los de las locutoras Federica Guibelalde y Verónica Albanese, entre otras mujeres.

* Los músicos no estuvieron ajenos a los efectos del #Metoo. Durante 2017, distintas mujeres denunciaron por acoso sexual a Santiago Aysine, cantante de Salta la banca; a Martín Marroco, bajista de Sueño de Pescado, y a Gustavo Fiocchi, de Utopians.

* Por su parte, la actriz Julieta Cayetina Cajg y la conductora Maju Lozano contaron en Twitter las diferentes situaciones de acoso sufridas en distintos ámbitos.

* A principios de año, una desafortunada frase de Cacho Castaña sobre las violaciones generó repudio. La polémica en torno a sus dichos pusieron en evidencia hasta qué punto el viejo orden ya no es vigente. El cantante tuvo que pedir disculpas.

* Un grupo de egresadas del Colegio Nacional Buenos Aires escrachó públicamente a directivos y docentes de la institución, a los que acusan de acoso sexual y violencia machista. Fue el último viernes, durante el discurso en la entrega de diplomas.

* Y las mujeres salieron a la calle. En Argentina, las masivas marchas de Ni Una Menos, la gran concurrencia a los Encuentros Nacionales de Mujeres y la incorporación del Paro de Mujeres del 8 de marzo como una forma de concientización, así como el repudio público de comentarios misóginos, fueron señales de un despertar de conciencia.

Fuente: Agencias