Guido Süller está atravesando un mal momento personal. El arquitecto y ex comisario de abordo, que sufrió la perdida de su padre en el mes de mayo, ha tenido que pasar en las últimas semanas un conflicto de violencia doméstica con su hermano Marcelo y encargarse, a raíz de esto, del cuidado de su mamá Nelida, de avanzada edad.

La mala racha de Guido también abarca el plano amoroso. Tomasito, que se casó con él en medio de un escándalo, contó en Chismoses, por Net TV, que la pareja se encuentra en un mal momento y al borde del divorcio.

Y como si no fuese poco, Guido también tuvo problemas de salud: fue operado para extirparle cuatro tumores. “Los quiero mucho, gracias por estar. La vida está llena de problemas, de piedras en el camino, hay que tratar de sortearlas, un beso grande, los quiero mucho”, declaró el recién operado aún bajo los efectos de la anestesia, en un video que compartió en su Facebook.

Días atrás en Chismoses, Süller aseguró que Tomasito siempre estuvo en Córdoba y que ni siquiera le había dejado un mensaje. “Me tuve que operar y fui solo, fui y volví manejando solo (…) Uno necesita tener a un compañero en esos momentos, porque uno no es de hierro”, sentenció Guido sumido en llanto, mientras todavía está a la espera de los resultados médicos que le indiquen si los tumores eran benignos.