Luego de un jueves difícil para volar por una falla en las telecomunicaciones que dejó paralizado el Aeroparque Jorge Newbery, una imprevista asamblea de aeronáuticos en el momento de mayor tráfico aéreo, provoca hoy demoras tanto en la terminal metropolitana como en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

La medida –que se extenderá por tres horas– afecta decenas de vuelos de cabotaje de las compañías Aerolíneas Argentinas, Austral, Latam y Avianca.

En el caso de la aerolínea de bandera, la intransigencia de los sindicalistas obligará a cancelar al menos 60 vuelos y dejará sin viajar a casi 7.000 pasajeros.

La asambleas, sobre el inicio del fin de semana, la realizan todos los gremios aeronáuticos en rechazo a la política aerocomercial aplicada por el Gobierno y antes de la movilización (a partir de las 09:00) que encabezarán hacia el Centro Metropolitano de Diseño (CMD) donde hoy se realizará una nueva audiencia pública de otorgamiento de rutasauspiciada por el Ministerio de Transporte y la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil).

Los Sindicatos Aeronáuticos Unidos (APA, APTA, UPSA, UALA, APLA, ATCPEA, ATEPSA) denuncian que “la falaz Revolución de los Aviones de (Guillermo) Dietrich se ha encargado de degradar al sector aerocomercial a través del financiamiento y auspicio de los peores modelos de la industria, y casualmente estas políticas son los que han sumido al sector en una crisis innecesaria y de consecuencias irreparables”.

Ayer, una falla en las redes de comunicación dejó a miles de pasajeros varados. Hubo cerca de 30 vuelos con problemas (demorados y otros cancelados). El gobierno, a través del Enacom, inició una investigación para determinar los motivos que originaron el corte del sistema, y de las responsabilidades asociadas a este evento.