Más de 50 voluntarios se acercaron a la Escuela de Enseñanza Secundaria Orientada Nº 438 de San Lorenzo para participar de la iniciativa que desde 2007 organizan alumnos y docentes.

 

Macarena Bustos, ex alumna del establecimiento educativo secundario, se recibió de técnica superior de hemoterapia y actualmente pertenece al área de gestión de donantes del Centro Regional de Hemoterapia de la provincia de Santa Fe. “En el 2007 se puso en marcha el proyecto de donación de sangre que presentamos en el Colegio Nacional. Y me apasionó mucho el voluntarismo, la concientización y la información. Y eso me llevó a estudiar la tecnicatura en hemoterapia. Actualmente me encargo de organizar campañas de donación de sangre en toda la provincia”, confió.

En una iniciativa que también estuvo encabezada por la profesora Liliana Canut, el interés de Macarena por la donación de sangre surgió “en cuarto año de secundaria, a través de una materia llamada ‘Ayuda a la comunidad’. Allí notamos la falta de información que había en la comunidad y la necesidad de donar sangre. La donación no hace mal. No debilita, no engorda ni adelgaza. No hay que tenerle miedo”, expresó.

El día anterior, alumnos y docentes lanzaron una movida de difusión en la Esquina de los Bancos. “Acercamos a la comunidad la posibilidad de donar sangre y sacar a la gente del ámbito hospitalario, a la que no concurre demasiado. Aquí han venido tres médicos para hacer entrevistas, dos técnicos administrativos y otros cinco técnicos encargados de las extracciones”, concluyó.