“Por ahora hay poca información, uno tiene que ser cauto”, arrancó el dirigente que renovó su cargo en las elecciones del domingo pasado. “Creo que mañana o pasado puede haber definiciones”, adelantó.

Carloni lanzó: “No tenemos problemas en que se juegue en Rosario y que se sortee la cancha”. Y luego aclaró: “Sí nos preocuparía mucho jugarlo en Colón, porque cada vez que nuestra hinchada tuvo que ir a esa cancha sufrimos distintos desmanes e incidentes”.

El vice del club de Arroyito recordó que la parcialidad canalla sufrió “ataques” en los alrededores del estadio Brigadier López “cada vez que Central tuvo que ir a esa cancha a jugar partidos del campeonato”.

Carloni también aclaró: “Queremos jugarlo con público, es la principal fiesta que tiene la ciudad de Rosario y hay que disfrutarlo”.

Después, el vicepresidente primero de Central llegó al punto que genera el mayor debate por estas horas: “En cuanto a la fecha, Copa Argentina nos había informado que sería a fin de octubre, así que tenemos en cuenta esa fecha”.

Cuando el periodista Luis Ricossa le apuntó que Newell’s quiere que el clásico se dispute el domingo 14 de octubre, en la fecha FIFA, retrucó: “Sería inviable, sería la semana que viene y no hay chance porque ya tenemos todo el trabajo programado”. Y sentenció: “Nosotros tenemos que sería entre el 24 y el 31 de octubre”.

Central tiene dos razones puntuales para rechazar que el derby se dispute el 14: tiene varios jugadores con problemas físicos que llegarían con los justo al partido o directamente no llegarían; y por otro lado para esa fecha FIFA el defensor Alfonso Parot fue citado por la selección de Chile y no podría disputar el clásico.