Y luego amplió: “Nuestra posición es jugarlo el día 14 de octubre, como lo veníamos hablando con la gente de Copa Argentina”.

A partir de allí, el dirigente leproso dio sus fundamentos: “Newell’s jugó contra Atlético Tucumán en fecha FIFA y no hubo ningún tipo de problema”, empezó. Además, destacó que la directiva del club del Parque tiene “casi arreglado con Estudiantes jugar el partido postergado el 24 de octubre”.

“Newell’s quiere jugar el domingo 14, este clásico hay que jugarlo lo más rápido posible”, sentenció D’Amico.

“Hay que pensar en el hincha. El domingo 14 es el día ideal porque hay menos tráfico en las rutas, es un día no laborable y toda la seguridad de la provincia puede estar abocada al partido. Y además el lunes es feriado, cierra todo”, siguió D’Amico.

“El estadio de Newell’s está a disposición, el de Central supongo que también. Y si no nos ponemos de acuerdo, iremos a Santa Fe”, afirmó después. Y pidió que “no hay que hacerla tan larga, vamos a jugar este partido y listo”.

Cuando a D’Amico le comentaron que Central no quiere jugar el clásico en cancha de Colón por el motivo que había expresado Carloni minutos antes, contestó: “Nosotros hemos llevado 3 mil hinchas a la cancha de Colón en el verano y no hemos tenido ningún tipo de inconvenientes”.

“¿Cómo vamos a jugar un clásico un día de semana?”, se quejó D’Amico sobre la postura de Central de salir a la cancha el miércoles 24. “Vamos a jugar en cualquier cancha, no hay problema, Newell’s está listo”, disparó el vice rojinegro.

Por último, D’Amico dijo que la seguridad no es un tema que le preocupe: “El Ministerio de Seguridad de Santa Fe está preparado para garantizar el operativo en el evento, no tenemos ningún tipo de temor con eso”, cerró.