“El golpe es duro, porque soñábamos con pasar de fase. Es duro para todos, porque somos un grupo, si empezamos a dividir los sectores vamos mal. Hay que levantarse, la vida es así,. Entonces, ante esas situaciones, hay que ver cómo forjamos nuestro carácter como grupo. Lamentablemente nos debemos olvidar rápido y ya enfocarnos en el torneo local”. Así de directo fue el entrenador de Colón, Eduardo Domínguez, tras el empate de este jueves por la noche en Santa Fe 1-1 ante Junior, que deparó en la eliminación de la Copa Sudamericana tras la derrota de la ida 1-0.

En conferencia de prensa, el DT se mostró firme pese a la bronca lógica por el resultado y trató de argumentar algunas de las decisión durante del encuentro: “Con Franco (Zuculini), sabiendo que ellos tenían un menos, la idea era presionar más arriba y a Marcelo (Estigarriba) lo pusimos mano a mano en el segundo tiempo. Son movimientos que buscamos hacer para sumar gente en ataque. No fuimos certeros en el último pase y mucho menos tuvimos eficacia. Hoy (por este jueves) lo sufrimos, porque Colón hizo un muy buen partido”.

También detalló algo sobre la expulsión de Heredia: “Leo es importante para nosotros, pero también (Jarlan) Barrera para ellos, porque es al que buscan siempre. Pese a los desacoples pos expulsión, después llevamos por delante al rival. Ellos tuvieron solo un par. A mí modo de ver, pienso que se apresura (el árbitro) en las expulsiones en una instancia decisiva, en la que no pasó nada”.

“Sabíamos que Junior tiene jugadores rápidos, pero así y todo entendíamos que debías focalizarnos en el primer gol para que después llegue el segundo. No estábamos mal parados, pero hicimos quizás mal el retroceso. Justo se resbala Gustavo (Toledo) y por eso fue una sumatoria de situaciones que nos jugó en contra”, apuntó.

En el final, expuso que es momento de dar vuelta la página y levantar en la Superliga: “Todos entendemos y sabemos como estamos en el torneo. Lo más importante es que queremos demostrar que estamos enteros, que somos un grupo. Estas son las cosas tiene el fútbol y debemos aprender y trabajar en base a eso. Todos queremos ganar, pero no siempre se puede. Acá plantamos una semilla para que el grupo florezca”.

“Lo que tenemos que hacer es regalarle a la gente un triunfo para demostrar la fortaleza grupal que tenemos y empezar a remontar los puntos perdidos, quizás por estar en dos competencias. No hay que poner excusas, porque nos formamos para esto y no nos alcanzó. A partir de mañana pensaremos en ponernos al día. De acá a fin de año hay que sumar puntos para ser competitivos en la segunda parte del año”.