Integrantes de la comisión directiva del Centro Comercial de Santo Tomé recibieron al coordinador del Ministerio de Seguridad Pablo Cococcioni para evaluar alternativas al flagelo de la inseguridad que golpea todos los días a comerciantes locales.

Al funcionario se le planteó un extenso panorama sobre la dinámica de los robos que se sufrieron en los últimos meses, particularmente en la zona céntrica, y que más allá de la complicada realidad económica representa una de las grandes preocupaciones del sector.

Cococcioni se comprometió a mejorar el patrullaje en las principales avenidas con la incorporación de al menos cuatro nuevos caminantes y reforzar los operativos de saturación. También se insistió desde la autoridad provincial en la importancia del llamado al número de emergencias 911 cuando ocurre un hecho delictivo o se teme que pueda ocurrir en nuestro comercio o alguno cercano. En este sentido, la relevancia de la denuncia radica en que se puede dejar asentado la localidad y el domicilio del hecho y así armar un mapa delictivo y saber donde actuar.

Según adelantaron en la reunión los representantes de la entidad anfitriona, en los próximos días se realizará una reunión con el mismo objetivo con el secretario de Gobierno Municipal a los fines de evaluar medidas con esa área local como la instalación de nuevas cámaras de seguridad y redefinir el uso de las actualmente instaladas.