Declaraciones del gobernador Lifschitz

El gobernador explicó que la decisión sobre la fecha, la ciudad y el estadio donde se jugará el clásico rosarino la tomará la organización de Copa Argentina. “Si es en Santa Fe asumiremos el desafío, y tomaremos los recaudos para evitar violencia”.

El gobernador Miguel Lifchitz opinó sobre la posible sede del clásico que Newell’s Old Boys y Rosario Central jugarán por cuartos de final de la Copa Argentina. Estimó que puede ser en Santa Fe o en Rosario, y que dependerá de lo que definan los organizadores. “Nosotros podemos garantizar la seguridad”, aseguró.

Leer más: Fein quiere que el clásico Central-Newell’s se juegue en Rosario

Lifschitz indicó que la elección de la cancha “es una decisión que excede” al gobierno provincial. “Eso tendrán que definir los organizadores de la Copa Argentina, en cualquier caso vamos a tomar los recaudos para evitar cualquier situación de violencia”.

El gobernador de Santa Fe aclaró que su gestión no está “cerca ni lejos de firmar el consenso fiscal. Pero hay puntos que no nos cierran y, por eso, no rubricamos el documento. Hay pocos indicadores…

“Si se diera en Santa Fe sería un desafío, pero en algún momento hay que asumirlos, y cuando hay responsabilidad de la dirigencia, de las autoridades del torneo, se pueden realizar de manera ordenada estos eventos deportivos”, agregó.

Consultado sobre la posibilidad de que se juegue el clásico en la capital santafesina o en Rosario, dijo: “Podemos garantizar la seguridad, obviamente que no es la situación ideal, son muchos años sin jugar con hinchadas visitantes, es un proceso que tendría que ser gradual”, señaló para afirmar: “No queremos tomar una decisión política sobre un tema que es deportivo”.
“Vamos a esperar la decisión de los organizadores, y luego tomaremos las medidas necesarias”, finalizó.