Las indagatorias se realizaron en el edificio ubicado en bulevar Oroño al 900.

Las seis personas que fueron detenidas por Gendarmería, sospechadas de integrar una “organización criminal” en San Lorenzo dedicada a la trata de mujeres con fines de explotación sexual y comercialización de estupefacientes, fueron indagadas. Seguirán detenidas al menos hasta este viernes, cuando se presume que se resolverá la presentación de las excarcelaciones. Para el defensor de los imputados se trata de una “operación” al juez de la causa, Marcelo Bailaque.

Leer más: Cayó Mamu, la supuesta líder de la banda de San Lorenzo

Entrevistado por el periodista Roberto Caferra (Radiópolis, Radio 2), el abogado Paul Krupnik manifestó que “la magnitud periodística, mediática, de la causa no se condice con las pruebas”. “No surgió con claridad ni con fuerza cuáles son los elementos concretos contra la señora (“Mamu”, la supuesta líder) y su grupo familiar”, comentó.

“Es una causa que empezó en febrero del año pasado. Las detenciones (del pasado lunes) no se hicieron en un allanamiento. El allanamiento se hizo en diciembre del año pasado también por Gendarmería Nacional y dio resultados negativos. No se halló nada vinculado a la actividad prostibularia”, señaló.

El defensor agregó que desde aquel operativo de diciembre del año pasado “no hubo pruebas nuevas” para que las personas sospechadas fueran apresadas. “Por ahora hay una declaración de una mujer de San Nicolás que hace afirmaciones, pero no hay un correlato probatorio en el expediente. Es una rareza que un año después se disponga las detenciones sin nada nuevo”, añadió.

“No se me escapa que el juez Bailaque está en el ojo de la tormenta porque no firma de forma automática allanamientos e intervenciones telefónicas como quieren en la cartera de Seguridad. Además, se postuló para un cargo en la Cámara Federal de Rosario”, sostuvo.

Por otra parte, opinó que la sospecha sobre el intendente de San Lorenzo Leonardo Raimundo “no tienen anclaje probatorio”. “Hay fotos con personas sospechadas en una causa penal en un acto, como debe tener media dirigencia de este país. No hay en el expediente una vinculación concreta”, finalizó.