Sin descanso. Los jugadores de Rosario Central comenzarán este jueves la atípica semana de trabajo que culminará con el juego del domingo ante Unión.

El plantel entrenará este jueves por la mañana en el predio de Arroyo Seco y luego tendrán la tarde libre. El trabajo continuará este viernes en mismo lugar y turno. Mientras que la última práctica será el sábado, también en horario matutino, en el Gigante de Arroyito.

Tras la misma los convocados por el cuerpo técnico para jugar ante el Tatengue se trasladarán a Arroyo donde quedarán concentrados hasta el partido del domingo.