Los cuartos de final de la Copa Argentina tendrán el clásico de Rosario y Edgardo Bauza, entrenador de Central, palpitó el duelo luego de eliminar a Almagro por penales.

“La ciudad se va a vestir de fiesta. Vamos a ver cuándo y dónde se va a jugar el clásico”, destacó el Patón.

“Me da lo mismo la fecha, no sé dónde se jugará, me da lo mismo… A mí me encantaría jugarlo en Rosario, pero no sé. Se van a reunir los dirigentes y van a decidir”, agregó.

Sobre el partido de esa noche, Bauza aseguró: “Estoy muy conforme, muy conforme. Al fútbol se juega para ganar”. Y afirmó: “Sabíamos cómo iba a ser. Era un equipo que presiona mucho y corre mucho. En los últimos minutos tuvimos chances de marcar la diferencia y no lo pudimos concretar. Y bueno terminamos ganando en los penales”.

“Al equipo lo vi sólido y hay que seguir trabajando para mejorar. Estamos bárbaros arriba. Ellos salieron a presionar y nos costó tener la pelota, en el entretiempo hablamos de eso para no darles ventajas”, expresó Bauza.

“Nos llegaron porque Almagro es un equipo que ataca con mucha gente también, pero lo resolvimos bien y en el segundo tiempo lo manejamos y llegamos varias veces pero no pudimos encontrar la diferencia”, concluyó.