Los testigos, alterados por la situación, le propinaron una brutal paliza al agresor quien quedó tendido en el piso con el rostro desfigurado.

 

Un caso horroriza a Santiago del Estero. Un hombre de 56 años abusó de una nena de cuatro años en la localidad de La Banda.

Durante el abuso, la nena se puso a llorar. Entonces, el caso fue descubierto por la madre y la tía de la nena que estaban en el patio de la casa.

Segundos después, la enfurecida madre comenzó a gritar pidiendo ayuda a los vecinos quienes llegaron al lugar una vez que les explicaron el motivo de los ruidos.

Los testigos, alterados por la situación, le propinaron una brutal paliza al agresor quien quedó tendido en el piso con el rostro desfigurado.

Minutos después llamaron al 911 para trasladar al sujeto quien sufrió diversos cortes y moretones por los golpes y patadas que sufrió por parte de los enardecidos vecinos.