Las denuncias, hasta el momento, son anónimas para así evitar exponerse “a la inquisición del morbo de los detalles y a un sistema que elige re victimizarnos y hacernos más preguntas” a las denunciantes que a los denunciados.

 

Hay conmoción en el mundo de la música por un grupo de 10 mujeres que redactaron un “manifiesto colectivo” con el que busca reunir testimonios de víctimas de abusos de los músicos de Onda Vaga.

“Somos un grupo de mujeres cis (cisgénero) y lesbianas que nos encontramos por una experiencia común: haber pasado por abusos físicos y/o psicológicos y emocionales por parte de integrantes de la banda en la adolescencia“, comienza el escrito.

Las denuncias, hasta el momento, son anónimas para así evitar exponerse “a la inquisición del morbo de los detalles y a un sistema que elige re victimizarnos y hacernos más preguntas” a las denunciantes que a los denunciados.

“Mantuvimos vínculos sexuales, noviazgos, encuentros de una sola cita, chats, recitales, camarines pero todos tuvieron un denominador común: el descuido por completo de nuestras subjetividades y cuerpos, aprovechándose de nuestra inmadurez, legitimados por un entorno de colegas cómplices”, revelan las mujeres que en ese momento eran menores de edad..

Hasta el momento ningún integrante de Onda Vaga se ha referido al asunto. La banda surgió en Cabo Polonio, Uruguay, con mayoría de integrantes argentinos; alcanzó la popularidad con su segundo disco llamado “Espíritu salvaje” (2010).