Durante las tareas de limpieza de la colectora, ASSA verificó la obstrucción de la red con sedimentos provenientes de la obra, dando aviso al Municipio. Se abrió la calzada para remover los tramos de red obstruidos.

 

El Gobierno de la Ciudad, a través de la Secretaría de Control, clausuró esta tarde la obra de un edificio en Hipólito Yrigoyen 3247. La medida obedece a que personal de la Dirección de Controles Especiales constató la obstrucción de la red colectora con sedimentos asimilables a bentonita u otras pastinas, elementos que son de uso frecuente en obras en altura. Por tal motivo, se procedió a la apertura de la calzada con el objetivo de remover los tramos de red obstruidas.

La cronología de los hechos comenzó el martes, cuando la empresa ASSA informó que mientras se realizaban trabajos de limpieza de la red colectora en calle Hipólito Yrigoyen al 3200 detectó su obstrucción, procediendo a efectuar la apertura de la red frente a la obra en construcción. Posteriormente, personal municipal verificó la situación, labrándose las actas de constatación de infracción por la que se dispuso la clausura preventiva de la obra en construcción.

Vale destacar que desde la Secretaría de Obras Públicas del Municipio se estimó que durante 15 días se trabajará en el lugar, y las tareas incluirán la reconstrución de la carpeta asfáltica.

La clausura estará vigente hasta tanto los responsables de la construcción del edificio de departamentos demuestren que se encuentran garantizadas las condiciones de salubridad, higiene y seguridad en el entorno del edificio y el cumplimiento de las normas que regulan la actividad.

Según reza la Resolución 099/18 de clausura “el hecho constatado configura un daño directo y probado contra los bienes jurídicos tutelados por esta administración; en consecuencia, es necesario disponer una medida urgente e inmediata en miras a salvaguardar la seguridad y el orden del entorno en el que se emplaza la obra en construcción y evitar se agraven los perjuicios ocasionados”.

Antecedente

Cabe recordar, que el 13 de septiembre, el Gobierno de la Ciudad clausuró una empresa que construía un edificio en San Jerónimo 2069. Se debió a que personal de la Dirección de Estudios y Proyectos dependiente de la Secretaría de Obras Públicas del municipio verificó una grave obstrucción de caños de desagües y que el caño maestro de cloaca estaba lleno de hormigón. En ese caso, además de la firma, fue clausurada la obra en construcción. Los trabajos de desobstrucción en ese momento provocaron que durante varios días se debiera modificar el tránsito por la zona.