Ana Clara convoca a un a marcha para el viernes por la mañana.

La mamá de una nena de 5 años denunció que su hija es víctima de hostigamiento y acoso en la escuela a la que asiste en barrio Cristalería, en la zona noroeste de la ciudad. La chica ahora no quiere volver a la escuela. Convocan a una marcha para el viernes con el fin de concientizar a los vecinos del barrio sobre el bullying que sufren los niños y niñas. Para no naturalizarlo y para que entiendan que hay otras formas de relacionarse entre los chicos.
Ana Clara Peralta es la mamá de Kiara, la pequeña víctima, y se puso al frente de una cruzada contra “la naturalización de este tipo de situaciones bastante alarmantes, porque las agresiones refieren a cosas graves que están pasando con chicos de cinco años”.

En diálogo con “Zysman 830” de La Ocho, Ana Clara relató que su hija Kiara le habló de empujones, coscorrones y trabas para que se caiga por parte de sus compañeritos. “Además que le pegan en la mano cuando hace un dibujo, le tiran los anteojos, le tapan la boca y hasta le aprietan el cuello”.

La situación estalló el 19 de septiembre tras una reunión de padres en la escuela Nº 1.226 Gesta de Mayo. Allí Ana Clara comunicó que su nena no la estaba pasando bien en la escuela. Los otros padres y madres de la institución estaban al tanto de lo que pasaba porque sus hijos se lo habían contado. “El entorno sabía, pero la mamá no (por ella) y la docente no comunica”, se quejó la mujer.

Ayuda. Tras tomar conocimiento de lo que sucedía, Ana Clara pidió ayuda al Ministerio de Educación provincial, que según contó, le respondió automáticamente, con la presencia de la supervisora de la zona. “La supervisora charló con la directora, con la docente y conmigo, pidió una mirada más atenta de la maestra. Y en referencia al grupo le indicó a la directora que se haga un seguimiento particular sobre el trabajo docente”.
De todas formas, dijo que esa respuesta no logra solucionar “el problema de raíz”. “Mi hija sigue sin asistir, tiene miedo. La nena no quiere ir al colegio”, aseguró.
Como la nena tiene una hermana melliza que asiste al mismo establecimiento, el Ministerio autorizó a que vaya a la sala de su hermana. Pero Kiara igual siente miedo de volver a sufrir el hostigamiento.

Para el viernes, Ana Clara convoca a una marcha que partirá a las 9 desde su casa de Salvat al 3100 y que terminará en la escuela. Una movida que busca que la comunidad se involucre, que no se naturalicen estos casos “y que no haya más Kiaras”. Y explicó los motivos de la movilización a través de un video que subió a sus redes sociales.

Problema social. “Creo que es un problema social y la escuela tiene que hacer algo ante la primera señal de este tipo de maltrato”, apuntó la mamá. De todas formas dijo que “la infancia no se puede criminalizar”, por lo que si hay un protocolo a seguir “no se puede mirar hacia otro lado, por mi nena y por los otros nenes, tenemos que mostrar que hay una vida diferente y que se pueden relacionar distinto”.
Adelantó que a su hija la va a cambiar de escuela, pero que eso no resuelve el problema. “El problema va a seguir estando y me gustaría que la sociedad tome conciencia”, agregó.
Ana Clara destacó a La Capital que la marcha no es contra la escuela en sí, sino que apunta a que los vecinos, padres y madres tomen nota de lo que pasa. Para que este tipo de hechos no vuelvan a ocurrir. Y que se sepa escuchar tanto a los chicos que son víctimas del acoso como a los que cometen estos hechos, para contenerlos y “que puedan aprender que hay otras otra forma de convivir entre ellos”.
Confirmó además que este mediodía se reunirá con autoridades del Ministerio de Educación y de la escuela para hacer un seguimiento del caso.