Por decisión propia, Luis Spahn resolvió prescindir en esta temporada de la subcomisión de fútbol. Salvo alguna rara excepción, como por ejemplo se dio en aquél encuentro en Tucumán ante San Martín, el plantel siempre tuvo un acompañamiento dirigencial. Pero hay algunas cuestiones que, en el día a día, no se resuelven en forma más eficaz y por tal motivo generan situaciones que se pueden tornar enojosas y perjudiciales para que la relación dirigencia-plantel sea lo más normal posible.

Por lo que se pudo averiguar, el viernes se produjo una reunión de la que participó el entrenador, Leonardo Madelón y una parte de la dirigencia con el presidente Luis Spahn a la cabeza.

¿Cuál fue el motivo?, temas varios. Pero lo fundamental pasó por un reclamo de “mayor apoyo y atención” para solucionar cuestiones que se presentan en el día a día y que, según se entiende desde el plantel, precisan de un mayor y mejor acompañamiento.

Spahn, como se dice en el principio de esta nota, ha resuelto no trabajar con subcomisión de fútbol. Hace dos años, dejó sin efecto aquella que estuvo integrada por Lamas, Zin, Piazza y Más. Armó un nuevo cuarteto, que estuvo conformado por Contigiani, Cardonnet, Aignasse y Romero, quienes también quedaron al margen de esta actividad cuando finalizó el anterior torneo. Ahora tenía previsto nombrar otra subcomisión y ya tenía los nombres, a pesar de que haya salido a desmentirlo, pero todavía no la puso en funciones.

¿Se alejaron todos?, no. Varios de ellos siguen yendo a las prácticas y mantienen vínculos estrechos con los jugadores y también con el cuerpo técnico. Además, hay otros directivos que no integraron ninguna subcomisión de fútbol de manera formal pero que han colaborado y mantienen una relación con el técnico, fundamentalmente, desde la época en que Madelón llegó a Santa Fe por primera vez para jugar en Unión, como ocurre con Marcelo Martín y Armando López Caula por citar un par de ejemplos nada más.

También es verdad que la estructura del fútbol de Unión cuenta, desde hace un tiempo, con la asistencia de un manager —Martín Zuccarelli— que está en permanente contacto con el plantel. Pero, por lo visto, no alcanza y lo que se reclama es que el presidente tenga más contacto o arbitre los medios para que algunas cuestiones se agilicen.

A propósito, el presidente Spahn estuvo en el vestuario el domingo, previo al partido ante Gimnasia y Esgrima La Plata.

Después del partido, Madelón dijo que “nosotros estamos proyectando meternos en el grupo de arriba, pelear ahí y seguir sumando para que no tengamos problemas en el promedio. Por eso estoy contento porque nos sacamos de encima un partido tremendo de encima, ante un rival de fuste, durísimo y con un técnico al cuál admiro”.

Madelón siempre piensa en seguir creciendo, en ir superando etapas y no quedarse sólamente con esto que ha logrado Unión —clasificar por primera vez para una copa internacional—, sino continuar en la senda de logros que permita un avance contínuo.