La mamá del chico aseguró que su hijo era atado por horas y acusó a una docente de fumar dentro del establecimiento. Junto al papá presentaron una denuncia en la comisaría. La directora negó las acusaciones y sostuvo que las marcas en las piernas del pequeño fueron hechas en el pelotero.

Los padres de un chico de 3 años denunciaron maltratos en un jardín de infantes de Granadero Baigorria y acusaron a las autoridades de mantener atado a su hijo. La directora del establecimiento negó la acusación y dijo que las marcas que el chico tenía en su cuerpo la semana pasada eran por sus movimientos en el pelotero.

El jardín maternal se llama La casita de Disney. Según relató la mamá del niño al programa Telenoche (El Tres) el papá fue a retirar a Justin el viernes pasado, unos 20 minutos antes de lo habitual y encontró que tenía marcas en sus piernas.

“Nos dijeron que las marcas eran por su permanencia en el pelotero”, contó María, la mamá denunciante.

Sin embargo, según expresó, una docente “que no aguantó la angustia” le confió luego que al chico “lo atan a un asiento para que se quede quieto”.

La mujer y el papá del niño decidieron radicar una denuncia en la comisaría 24° y adelantaron que seguirán el caso hasta las últimas consecuencias. “Voy a ir hasta el final. Yo le confié mi hijo y ella me lo dejó en un coche”, dijo María en diálogo con el periodista Alberto Lotuf.

El nene todavía no habla y según relató la mamá lo enviaron al jardín a fines del año pasado para que socialice con otros chicos.

“Él no habla y no me podía contar lo que pasaba”, dijo la madre de Justin pero sostuvo que siempre que volvía a su casa “estaba enojado”. Además, dijo que los adultos fuman dentro del jardín, delante de los chicos.

La versión de las autoridades

Daniela, la directora del establecimiento, dijo que las marcas que el chico tenía el viernes de la semana pasada fueron por sus movimientos en el pelotero .

“Es un niño que tiene ciertas características de hiperactividad. Pega, no responde consignas”, dijo la directora y aseguró que el chico en el pelotero “no estaba corriendo riesgos”.

Por su parte, Andrés Goldín, abogado del jardín maternal dijo que hasta este martes “no llevaron al menor a constatar lesiones” y por lo tanto “no hay elementos hasta la fecha” sobre las acusaciones contra el establecimiento.

El representante legal añadió que las autoridades del jardín se ponen a disposición de la justicia.