Las facultades de derecho del país respaldaron a la Corte Suprema
Es por la manifestación que el jueves pasado encabezaron organizaciones de Derechos Humanos contra Rosenkrantz y Rosatti en Santa Fe.

 

El pasado jueves 27 y viernes 28 de septiembre, las organizaciones Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, HIJOS y el Foro contra la Impunidad y por la Justicia de Santa Fe, organizaron un “escrache” que impidió que los Jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, participaran como profesores de derecho invitados al Congreso de Derecho Argentino organizado por el Centro de Estudiantes de Derecho y Ciencias Sociales de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales – UNL.

Ante esta situación y otras de similares características llevadas a cabo el año pasado contra la jueza de la misma Corte, Elena Highton de Nolasco, el Consejo Permanente de Facultades de Derecho de Universidades Nacionales reunido en la ciudad de Catamarca este lunes 1º de octubre de 2018, manifestó: “A 100 años de la Reforma Universitaria y a 35 años de la recuperación definitiva de la democracia constitucional de derecho para nuestro país, el Consejo Permanente de Decanos de Facultades de Derecho de Universidades Nacionales reafirma una vez más el compromiso con los más nobles y dignos principios de libertad y respeto en la pluralidad de ideas”.

“Nuestras democracias nacieron y se desarrollaron bajo la firme convicción de la defensa irrestricta de los derechos humanos y la dignidad de la persona humana, como pilares fundamentales en la búsqueda de la paz y justicia social, poniendo límites a los totalitarismos que no admiten el disenso y la diversidad de ideas”, reza el documento divulgado en las últimas horas.

Contra la libertad de expresión

Las Facultades añaden que “ante diversas manifestaciones sociales que han impedido la libertad de expresión de ideas en ámbitos universitarios, este Consejo expresa que ellas son ajenas a la democracia y vulneran el respeto por el que piensa distinto y el diálogo como herramienta de construcción de una cultura democrática que propicie la MEMORIA, LA VERDAD Y LA JUSTICIA”.

“El debate e intercambio de ideas es esencial para alcanzar un país donde viva el imperio de la ley, el respeto por las Instituciones de la República y la educación pública, la Ciencia y la Tecnología como caminos indispensables para el logro del bienestar de todos los hombres y mujeres del mundo que quieran habitar en el suelo argentino”, finaliza el texto fechado el 1º de octubre en San Fernando del Valle de Catamarca.