El Movimiento Solidario Rosario ayuda con 800 raciones de comida, todos los martes y jueves, a las personas que las requieran.
La presentación será realizada mañana por el Movimiento Solidario Rosario. Observan una creciente demanda en el reparto de raciones.

 

El Movimiento Solidario Rosario (MSR) acudirá mañana a la sesión del Concejo Municipal para pedirle a la intendenta Mónica Fein que reabra el refugio municipal (Grandoli 3460), que sólo funciona los meses de invierno. La solicitud surge producto de la creciente demanda por raciones de comida y necesidad de resguardo que, aseguran desde la organización, se va haciendo más notoria, de manera paulatina, en las calles de la ciudad.

Aprovechando la sesión que reunirá mañana a los concejales en el Palacio Vasallo, integrantes del MSR acudirán al recinto para presentar un pedido formal para reabrir el refugio municipal que cerró sus puertas luego de la culminación del invierno, como hace cada año.

“Aumentamos la ración alimenticia. Venimos trabajando en el orden de 800 bandejas, que las entregamos en cada recorrida nocturna”, detalló Richard Camarasa, referente del MSR, en relación a la creciente demanda de comida en las calles.

A ello, agregó que “no todo el mundo que se acerca a pedir está en situación de calle”, pero dijo que la gente que se encuentra en esa condición “sí es un número muy creciente, que se viene dando con el paso de los años”.

“Por eso, vamos a pedirle al Ejecutivo que se pueda abrir el refugio municipal los 365 días del año para que, quienes lo necesiten, tengan ese lugar como una alternativa más que dormir en la calle“, comentó.

El incremento que mencionó Camarasa refiere a un fenómeno que “se viene viendo paulatinamente” y al que el movimiento trata de paliar desde su lugar, además de la realización de talleres de apoyo escolar y de alfabetización, entre otros complementos para quienes necesitan ayuda.

“Trabajamos con 16 comedores y merenderos de la ciudad y alrededores. Dentro del MSR hay alrededor de 300 voluntarios trabajando, no solamente en las recorridas, sino en todo lo que es el arco estructural con el que podemos hacer frente, humildemente, desde este lugar”, contó Camarasa.

“No solamente venimos trabajando en todo esto, sino tratando de ver cómo solventamos y llevamos adelante esta infraestructura”, admitió el referente del MSR, que prepara una gran cena para recaudar fondos.

Si bien afirmó que trabajan con “todas las áreas de contención” que ofrecen desde el gobierno provincial como desde la Municipalidad, Camarasa lamentó que con eso “a veces, no alcanza”.

A pesar de ello, el joven no quiso dejar de lado a las “cientos y cientos” de personas que colaboran con ellos: “Siempre tratan de dar una mano desde el lugar que pueden. No solamente ahora, sino desde hace diez años”.

Sin precedentes

Consultado sobre el pedido que realizarán mañana en el Concejo, Camarasa afirmó que desde el MSR será la primera vez que recurran a esta opción que quedará sujeta a la decisión que tome el municipio y el área correspondiente.

“Nunca lo habíamos pedido”, aseveró el referente de la organización, además de contemplar que, dadas las circunstancias actuales, “sería una buena estrategia” para darle una mano a los que menos tienen: “En esta ocasión, a partir de que hay una demanda que es elevada, se puede brindar un recurso más a la gente que, en este momento, se encuentra en situación de vulnerabilidad”.

Camarasa consideró que “aumentó el número de marginalidad, esos números crecientes de gente que está en situación de vulnerabilidad”.

Sin embargo, manifestó que eso no es directamente proporcional al aumento de personas que se encuentran en situación de calle.

“Es mucha gente que, tal vez, está en determinadas situaciones que hacen que no puedan volver a sus hogares o que arrancan de temprano esta búsqueda de ayuda. Por lo general, en el centro y en el macrocentro es donde más se ve gente atravesada por esta situación”, concluyó.